10 falsos mitos sobre los sordos

Existen muchas leyendas sobre las personas sordas que ayudan a crear una imagen falsa sobre toda la comunidad sorda y sobre sus capacidades. Ha llegado el momento de desmentirlas, ¿no crees?

Conoce a continuación estas leyendas que estamos a punto de desmentir.

Mitos y realidades de las personas sordas

Como se suele decir, la ignorancia es muy atrevida. Por ello, cuando hablamos de lo que no sabemos, tendemos a afirmar cosas equivocadas y que pueden derivar en una injusticia o malentendido. Esto pasa, por ejemplo, cuando nos referimos a las personas sordas sin conocer suficiente sobre ellas y sobre su mundo.

Los mitos y falsas leyendas que circulan sobre ellas perjudican su imagen y dan una idea falsa de lo que realmente son: personas capaces que no se diferencian tanto de los llamados oyentes. A continuación hacemos un repaso de los mitos erróneos que han llegado a nuestros oídos:

Verdades y mentiras sobre los sordos

¡Fuera los estereotipos a la hora de tratar y hablar con las personas sordas! Descubre qué cosas, de las que se hablan en la calle, son verdad y mentira sobre las personas sordas o con discapacidad auditiva. Aquí tienes 10 mitos sobre la sordera:

  • Los sordos no son sordomudos ni tampoco mudos. Y, además, ‘sordomudo’ es un término despectivo. La percepción de que una persona sorda no puede hablar es arcaica y molesta: puede comunicarse mediante la lengua de signos o la lengua oral, escrita y hablada según la habilidad de cada individuo. Conviene que sepas que la sordera y la mudez se diagnostican de forma completamente distinta. Muchos sordos pueden hablar y lo hacen, pero no han aprendido a utilizar la lengua oral debido a la incapacidad de recibir estímulos auditivos y replicarlos según el idioma del país o ciudad en el que viven.
  • No todas las personas sordas leen los labios. La lectura labial es una habilidad que se adquiere y que no funciona igual para todos los sordos ni en todas las situaciones. Es una habilidad compleja que precisa de múltiples factores y no todos los sordos son buenos labio-lectores. algunos entienden ciertas palabras, pero no frases complejas u oraciones.
  • Los sordos deben usar las manos para comunicarse. De nuevo, otro error. No lo hacen por obligación, sino que es una elección que muchos toman porque se sienten más cómodos. Además, en la lengua de signos importa mucho la gesticulación facial, pero también el lenguaje corporal.
  • Los audífonos son la solución para la sordera. El amplio catálogo y las distintas marcas de audífonos ayudan a las personas con pérdida auditiva que evaluará un otorrino o, en su defecto, un audioprotesista. Por lo que, no todos los tipos de sordera se curan con la implantación de audífonos.
  • No hace falta levantar el tono de voz. Las personas sordas no te van a entenderte mejor aunque subas el tono. Recuérdalo: no es necesario que grites.
  • La persona que sabe y conoce el alfabeto puede comunicarse con un sordo. Usar el alfabeto manual para formar palabras es exactamente lo mismo que si escribieras esas palabras.
  • Las personas sordas no pueden conducir. Rotundamente no. Tener una discapacidad auditiva no impide que puedas sacarte el carnet de conducir. Sólo tienes que prestar algo más atención en la conducción, cumplir determinados requisitos y seguir al pie de la letra estos consejos que marca la DGT para conducir de forma segura. Sin embargo, siguen faltando adaptación en los servicios que ofrecen las autoescuelas.
  • Todas las personas con sordera usan la lengua de signos. Este mito dependerá de la educación, del contexto familiar, social y cultural en el que haya vivido la persona con sordera.
  • La lengua de signos es universal. Como ocurre con los demás idiomas, la lengua de signos no es la misma en un país que en otro. Sin embargo, algunos países comparten algunas tendencias por las similitudes en las raíces del idioma.
  • El sordo no escucha, pero sabe leer y escribir. En esta afirmación hay una cosa clara y es que los sordos nunca tendrán el nivel de lectoescritura que una persona que oye perfectamente (oyente). La audición, el lenguaje, la escritura y la lectura son procesos diferentes, aunque todos estén íntimamente ligados y se complementen unos a otros.
CTA audífonos
CTA audífonos

Encuentra aquí el audífono que necesitas

Te recomendaremos el mejor centro auditivo cerca de tu casa, con grandes profesionales y máximas garantías para elegir un audífono que se adapte a tus necesidades.

Encuentra gratis tu audífono,
Podrás ahorrar hasta 2500€.

Tener esta información en cuenta a la hora de relacionarnos con personas que tienen una discapacidad auditiva nos va a ayudar mucho a entenderlas y a ser respetuosas con ellas. En Miaudífono lo sabemos y, por eso, nuestro equipo de atención va a ofrecerte mucho más que audífonos. Contacta ahora con nosotros y te daremos fecha inmediata para que puedas revisar periódicamente tu audición en un centro muy cerca de tu casa. ¡No esperes más!

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información