Conducir con una discapacidad auditiva es posible

Los sordos pueden conducir. Tener discapacidad auditiva no es un impedimento para sacarse el carnet o la licencia para conducir y disfrutar de la sensación de libertad e independencia al volante sin depender de otras personas.

Al igual que las personas con pérdida de visión, las personas con pérdida auditiva pueden tener a su disposición el carnet de conducir y te vamos a explicar cómo sacarlo y usarlo con toda precaución.

Gracias a los audífonos y a otras soluciones auditivas, las personas con un diagnóstico de sordera o pérdida de audición pueden hacer vida normal y oír bien cada día de su vida. Tener una discapacidad auditiva y tener el permiso de conducir es posible. Tan solo hay que aplicar unas prácticas sencillas y realizar las revisiones pertinentes para comprobar la salud del oído y cuidar el mantenimiento de las prótesis auditivas, en el caso de usarlas.

Carnet de conducir para personas con pérdida auditiva

Cuando nos subimos a nuestro vehículo tendemos a pensar que para conducir con la mayor seguridad lo importante es la vista. Creemos que es el sentido primordial. Es cierto que el 90% de la información que nos llega mientras conducimos es a través de la visión. Sin embargo, el sentido del oído es vital para la conducción. Los avisos, los sonidos o los ruidos que tienen lugar en la carretera y dentro del coche nos avisan de peligros o de que algo no funciona o lo hace mal en el interior del vehículo.

Sabiendo esto, no debes olvidarte de revisar tu audición al menos una vez al año. Tanto para poder sacarte el carnet de conducir como para poder vivir con una buena salud auditiva. En la prueba psicotécnica realizada para sacarte el carnet de conducir o para renovarlo, debes pasar una prueba audiométrica. Como futuro conductor te someterás a una otoscopia (para inspeccionar la parte externa de la oreja y el conducto auditivo interno) y a una audiometría tonal (para comprobar si hubiera algún tipo de alteración en la interpretación del habla y la capacidad de captación de diferentes sonidos e intensidades).

No obstante, se aconseja acudir a la consulta de un otorrino o de un centro auditivo para hacerte una evaluación básica pero muy completa de tu audición.

La audición y el sentido del equilibrio son dos de los puntos clave que influyen en la conducción, además de la vista. Por ello es tan importante cuidar y que los profesionales en la audición revisen nuestros oídos. ¿Pero qué revisiones auditivas son necesarias para disfrutar del carnet de conducir? Únicamente las dos pruebas que piden en el centro psicotécnico que hemos comentado anteriormente.

Requisitos para que las personas sordas tengan el carnet de conducir

No se necesitan condiciones especiales, en el caso de las personas sordas, para disfrutar del permiso de conducción. Las personas con sordera o con algún déficit auditivo sólo deben cumplir con esta normativa:

  • Ser mayor de 18 años
  • Superar las pruebas y exámenes psicotécnicos reglamentarios en los Centros de Reconocimiento de Conductores acreditados
  • Aprobar el examen teórico y práctico
  • Posibilidad de dar clases teóricas y prácticas en autoescuelas con formación específica para personas con pérdida auditiva

Licencia y renovación del carnet para conducir 

Para obtener o renovar el permiso de conducir, la DGT (Dirección General de Tráfico) explica que existen dos niveles para definir la pérdida auditiva. Establece dos niveles de índice de pérdida de audición combinada para dos tipos de permisos. ¿Cuáles son estos niveles relacionados con aptitudes psicofísicas?

  • No debe existir una pérdida auditiva combinada entre los dos oídos, con o sin audífono, superior al 45% para el grupo 1 (AM, A1, A-2, A, B, B+E y LCC).
  • Y tampoco debe existir hipoacusia de más del 35% para el grupo 2 (C1, C1+E, C+E, D1, D1+E, D, D+E).

El índice de la pérdida se obtiene mediante la realización de una audiometría.

La DGT también establece otra norma para la renovación del carnet de conducir. Si la persona presenta déficit sensorial, deberá someterse a una prueba compensatoria para potenciar la capacidad de otras áreas sensoriales como por ejemplo, la visión.

La DGT también indica que no deben existir episodios de vértigos constantes o alteraciones de equilibrio, vahídos, mareos…de origen otológico o de otro tipo distinto.

Consejos para el conductor con discapacidad auditiva

Según la DGT estos son los consejos imprescindibles que debes poner en práctica una vez te montes en el coche y empieces tu viaje por carretera:

  • Es posible que por tu trabajo tengas que coger el coche cada día. En este caso y si padeces hipoacusia o algún otro problema auditivo, los espejos retrovisores del coche deben estar orientados para ampliar el campo de visión y compensar la pérdida de audición. Además, asegúrate de comprobar siempre su colocación antes de subir al coche.
  • Procure o evite conducir con la música o la radio del coche muy alta. Hacerlo te impedirá percibir los sonidos que procedan del exterior y de los de tu propio vehículo.
  • Si llevas un audífono en tu oído para oír mejor presta atención. Acuda a su centro auditivo para revisar el aparato de forma periódica para comprobar que pueda emitir distorsiones acústicas o dejar de funcionar.
  • Siempre y cuando se cambie de audífono y se empiece a usar uno nuevo, no debes conducir hasta que te hayas adaptado a tu nueva prótesis auditiva.
  • Se aconseja no conducir si te has sometido a una operación quirúrgica del oído hasta que no hayan pasado 3 ó 4 semanas al menos.
  • Si padeces vértigos o alguna enfermedad relacionada con el equilibrio y tomas fármacos para tratar el vértigo, conviene que sepas que afectan a tu capacidad para conducir.
  • No beber nunca alcohol ni consumir drogas cuando te pongas al volante.

Otros consejos básicos para conducir con pérdida auditiva

Aplica adicionalmente estos útiles consejos para que tu conducción sea lo más segura posible:

  • Prohibido el uso de auriculares. Si debes conducir con el volumen de la música del coche muy bajito, está totalmente prohibido ponerse auriculares para escuchar música o hablar por teléfono. Hacer esto puede distraerte y no estar pendiente de lo que sucede mientras conduces.
  • Espejo panorámico. ¿Cuándo deberás colocar un espejo panorámico en el interior de tu coche? Cuando tu hipoacusia supere el 45% en ambos oídos. En este caso, el espejo servirá para ampliar el campo de visión y compensarlo con la falta de audición.
  • Las pilas y recarga de tu audífono. Si tu aparato auditivo funciona con pilas, no te olvides de poner nuevas pilas o comprobar que las lleve para que puedas escuchar bien con tu audífono en el oído. Y si usas un audífono recargable, recuerda cargar la batería todas las noches antes de irte a dormir.
  • Concentración al volante. Pon los cinco sentidos a trabajar y evita toda distracción posible al volante.

Ahora que ya conoces esta guía para conducir con seguridad llevando un audífono en tu oído, sólo tienes que aplicarlas y subirte al coche para iniciar tu recorrido. ¡Buen viaje!

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información