¿Qué tipos de sordera existen?

No todas las personas tienen el mismo nivel de audición ni tampoco existen dos mismas pérdidas auditivas iguales. Las diferencias en la audición son una evidencia y da lugar a que existen diferentes tipos de sordera.

Hay algunos tipos de sordera que pueden corregirse con audífonos y así, las personas pueden hacer una vida normal oyendo mejor. A continuación, te contamos todo lo que tienes que saber sobre los tipos y grados de sordera con ejemplos muy válidos.

¿Qué es la sordera?

Se define como la incapacidad de oír en un oído o en los dos. A la persona sorda o hipoacúsica, porque a la sordera también se le conoce con el término de hipoacusia, no le funciona correctamente el sentido del oído al no llegarle las ondas sonoras al nervio auditivo y posteriormente, al cerebro.

Las personas sordas no viven con una audición normal y su umbral de audición, la intensidad mínima que tiene que tener un sonido para que se perciba, es igual o mayor de 25 dB.

Tipos de sordera según tres criterios básicos

Pueden clasificarse:

Según el momento de aparición, teniendo en cuenta la adquisición del lenguaje:

  • Sordera prelocutiva. Antes de que se haya desarrollado el lenguaje en el niño, aparece la pérdida de audición. Suele ser entre los 0 y 2 años.
  • Sordera perilocutiva. La sordera aparece pasados los dos años hasta los cuatro.
  • Sordera postlocutiva. La pérdida auditiva aparece cuando el niño ya ha adquirido el lenguaje y ya sabe hablar.

Según la localización de la lesión:

Según el grado de pérdida auditiva, donde juega un papel fundamental la intensidad

  • Leve. El umbral de audición oscila entre los 20 y 40 dB
  • Media. Entre 41 y 70 dB
  • Severa. La pérdida auditiva está entre los 71 y 90 dB
  • Profunda. La sordera sobrepasa los 90 dB situándose entre los 91 y 100 dB

Causas por las que aparece la sordera

Para que existan varios tipos de sordera, las causas también deben ser diversas. Según la OMS existen distintos tipos de sordera discapacitante que afectan a más del 5% de la población mundial. Son dos las causas más comunes que pueden desarrollar casos de sordera:

Causas adquiridas (cuando se produce a cualquier edad y en cualquier momento):

  • Envejecimiento, que da lugar a la presbiacusia
  • Infecciones crónicas de oído, como por ejemplo la otitis
  • Tener un tapón de cera en el oído o el canal auditivo obstruido por objetos o cuerpos extraños
  • Traumatismos craneoencefálicos o en el oído
  • La exposición a ruidos elevados por encima de los 65 dB, según dicta la OMS
  • Tener meningitis, sarampión o parotiditis

Causas congénitas (cuando se adquieren en el nacimiento)

  • Debido a factores hereditarios o no
  • A complicaciones en el parto o durante el embarazo, como por ejemplo, la falta de oxígeno cuando el bebé nace…
  • Infecciones de la madre durante el embarazo, como la rubeola o la sífilis
  • El mal uso de fármacos o medicamentos durante el embarazo

Síntomas de aparición de la sordera

Atendiendo a las causas congénitas en el momento del nacimiento:

  • El bebé no reacciona ante ruidos fuertes
  • El bebé no balbucea o deja de hacerlo

Atendiendo a las causas adquiridas en las demás etapas de la vida:

  • La persona tiene dificultad para seguir una conversación que surge entre dos o más personas
  • Dificultades para escuchar en ambientes con ruido
  • Le cuesta diferenciar sonidos agudos

Tipos de tratamiento para la sordera

Afortunadamente las personas que viven con un tipo de sordera son asesoradas por expertos en audición para elegir qué tipo de solución auditiva usar para mejorar su calidad de vida. La hipoacusia puede tratarse con:

  • Audífonos. Aparatos auditivos con un valor incalculable y diseñados para mejorar la audición de la persona que la ha perdido. Amplifican el sonido con las prestaciones que ofrecen y cada vez existen más y mejores tipos de audífonos que se adaptan al canal auditivo de cada paciente. Puedes conocer aquí una clasificación completa de audífonos.
  • Implante coclear. Se trata del tratamiento más común en los casos de sordera grave que se implanta mediante cirugía. Es un dispositivo electrónico que transforma los sonidos que recoge en impulsos eléctricos y los transmite al nervio auditivo y después al cerebro.
  • Sesiones de reeducación auditiva. A través del entrenamiento auditivo y terapias conducidas por un logopeda.

Otros tratamientos menos comunes para tratar la hipoacusia pueden ser igual de válidos si se aplican al tipo concreto de déficit auditivo. Como por ejemplo, el implante Baha (o implante osteointegrado que transporta el sonido a la cóclea por vía ósea y es muy resolutivo en sordera mixtas o de transmisión), el implante de tronco cerebral (se implantan electrodos que estimulan los troncos cocleares en el tronco cerebral) y reparación del oído medio mediante cirugía (se coloca una prótesis que haría las funciones del estribo).

Tipos de audífonos para la sordera

En ningún caso, los audífonos causan sordera. Los audífonos mejoran la capacidad de oír y la vida de las personas, que hasta ese momento, se han encontrado con barreras para poder oír mejor.

Los mejores audífonos para sordos atienden principalmente a estos parámetros:

  • Audífonos invisibles. Los más pequeños del mercado y casi imperceptibles para las demás personas. Son los llamados intracanales que van introducidos dentro del canal auditivo.
  • Audífonos potentes indicados para pérdidas auditivas severas. Son los conocidos como audífonos BTE (Behind The Ear) retroauriculares.
  • Audífonos recargables o sin pilas. Estas prótesis auditivas funcionan recargando la batería que llevan incorporada aportando mayor comodidad al paciente con audífonos.
  • Audífonos baratos y no amplificadores de sonido. Ahora tienes a tu alcance infinidad de audífonos a buen precio de muy buena calidad y de gran eficacia para solucionar tu pérdida auditiva. Es muy importante que no confundas audífonos baratos con amplificadores de sonido. Los audífonos deben cumplir unas normas y prestaciones dictadas por Sanidad para convertirse en la opción adecuada para tu sordera.

Tipos de sordera infantil

Como hemos comentado a lo largo de todo este artículo, la sordera puede aparecer cuando el niño es bebé o durante su etapa escolar. Las causas ya las hemos explicado anteriormente, pero ¿cómo pueden saber los padres si su bebé tiene síntomas de pérdida auditiva? Los vamos a explicar detalladamente:

¿Cómo puedes saber si tu hijo es sordo?

  • Si a los 6 meses el bebé no emite sonidos ni balbucea
  • Si a los 12 meses no oye sonidos como el timbre o el teléfono
  • Si a los 15 meses no reconoce su propio nombre
  • Si a los 24 meses no imita palabras simples
  • Si a los 36 meses no dice palabras más de diez palabras ni frases de dos palabras
  • Si a los 48 meses no es capaz de emitir frases sencillas

Esperamos haber respondido a todas tus dudas sobre la sordera. Si necesitas más información, puedes contactarnos siempre que lo necesites.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información