Audífonos potentes

Los audífonos potentes están especialmente indicados para pérdidas de audición severas. Si cualquier déficit de audición supone un hándicap en nuestra vida profesional y social, con mayor razón las sorderas severas o los temidos acúfenos pueden frenar nuestra aspiraciones.

La solución auditiva para hacer frente a esta situación son los nuevos audífonos potentes digitales que incorporan un alto nivel de potencia y unas prestaciones de última generación capaces de responder eficazmente a las pérdidas auditivas más graves y permitiéndonos recuperar una calidad y nitidez de sonido extraordinarias.

Ventajas y desventajas de los audífonos potentes 

Potencia

Es la principal ventaja de los audífonos potentes para las personas sordas que permite recuperar la audición en personas que, sin el apoyo de un audífono, solo son capaces de oír sonidos o conversaciones por encima de los 70 dB (un volumen al que solo pueden escuchar gritos).

Un audífono no es un amplificador de sonido, es un dispositivo digital mucho más sofisticado en el que el amplificador es solo una de las piezas que componen el audífono.

Cierto que el amplificador es la pieza que se encarga de transmitir con claridad el sonido hacia el oído y, en este sentido, es fundamental que cuente con un nivel de potencia suficiente para aumentar el volumen del sonido que el audífono recoge a través de su pequeño micrófono.

Los amplificadores de sonido de última generación son capaces de incrementar la potencia del sonido exclusivamente en aquellos sonidos que son significativos para el paciente. De este modo, podemos disfrutar de una experiencia de audición individualizada en la que la potencia está al servicio de la calidad de sonido.

Comodidad

Afortunadamente, la potencia ya no está reñida con el peso ni con el tamaño de los audífonos más poderosos. Hoy es posible comprar audífonos potentes y ligeros de dimensiones mucho más pequeñas a las que tan solo hace unos años encontrábamos.

En todos los casos, estamos hablando de audífonos BTE (Behind the ear) retroauriculares, con diseños mucho más elegantes y sofisticados, un tamaño muy llevadero y unas prestaciones que aportan un gran nivel de comodidad a las personas sordas, además de una altísima potencia.

Otras prestaciones 

Disfruta de toda la potencia que tu audición necesita beneficiándote, además, de prestaciones añadidas que harán tu vida mucho más cómoda:

  • Control del nivel de volumen de audición a través del propio audífono o desde el móvil.
  • Elección entre distintos programas de audición que se adaptan a diferentes situaciones: entornos calmados, conversaciones en lugares ruidosos, etc. que podrás controlar también desde el propio dispositivo o desde tu Smartphone.
  • App móviles para sacar el máximo rendimiento de tus potentes audífonos.
  • Conectividad total con tu Smartphone o tu Smart TV para digitalizar tu experiencia y disfrutar de las llamadas y contenidos audiovisuales de forma más cómoda y ágil.

Desventajas de los audífonos potentes

No todo son ventajas. A la hora de comprar audífonos potentes, debemos tener en cuenta también algunas desventajas. La principal en este tipo de dispositivos digitales de última generación puede ser la falta de motricidad fina en las manos en personas mayores o la ausencia de habilidades por parte de algunas personas para manejarse con los dispositivos digitales.

Afortunadamente, el porcentaje de personas mayores que ya manejan con total fluidez su smartphone es cada vez mayor y ese conocimiento y soltura puede aplicarse también al uso de audífonos potentes.

Características de las pérdidas de audición severas

Las pérdidas auditivas graves o severas que pueden aparecer a distintas edades, impiden que miles de personas en todo el mundo sean capaces de escuchar conversaciones que no se realicen justo junto al oído o a volúmenes de sonido notablemente altos.

Este tipo de pérdidas de audición severas hace que los afectados solo sean capaces de escuchar aquellos sonidos que se encuentran entre los 70 y 90 dB aproximadamente.

Para que nos hagamos una idea, algunos de los sonidos que se producen a 70 decibelios son, por ejemplo, las conversaciones a gritos o el sonido de tráfico intenso en la ciudad. Alrededor de los 80 dB, estaríamos hablando de sonidos como el de un camión pesado al pasar, tremendamente contundentes.

La solución para este tipo de sorderas severas, que en ocasiones impiden a quien las sufre escuchar sonidos por debajo de los 90 dB, son los audífonos retroauriculares más potentes del mercado, con marcas como Widex, Resound o Starkey, que ofrecen algunos de los audífonos más versátiles de la categoría.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información