Audífonos invisibles

La tecnología en el mundo de los aparatos para oír mejor ha dado un salto espectacular en los últimos años, al igual que ha hecho en otros dispositivos digitales como los smartphones o los smartwatches.

Podríamos decir que el último invento son los audífonos invisibles para sordos. Unos “ingenios” que parecen haber venido del futuro para transportarnos a un mundo de precisión, nitidez de sonidos y funcionalidades que pensábamos reservados para móviles, televisores inteligentes o dispositivos de salud más complejos como los marcapasos.

Hoy tenemos a nuestra disposición audífonos invisibles recargables que han podido reducir sensiblemente su tamaño. Esto se debe a la sustitución de las pilas de botón por minúsculas baterías recargables con autonomía suficiente como para funcionar todo un día y ser recargadas cómodamente por la noche.

La salud auditiva es uno de los terrenos donde los dispositivos digitales han avanzado más en la última década. Especialmente en 4 grandes ventajas para quienes padecen pérdida de audición:

Comodidad

No es lo mismo llevar un audífono retroauricular situado por detrás de nuestra oreja, también conocidos como audífonos (BTE, “Behind the ear”) con un tamaño más grande, que colocar en nuestro canal auditivo un pequeño audífono invisible intracanal apenas imperceptible.

Cierto que al principio tenemos que acostumbrarnos a tener un pequeño objeto dentro de nuestro oído. Pero es bastante más cómodo que ponerse los tapones de los oídos para dormir o nadar. Con lo que se trata de un pequeño proceso de adaptación que merece la pena abordar.

Discreción

Podríamos comparar los audífonos invisibles con las lentillas para los problemas de visión. Cumplen su función a la perfección y no tienen los problemas de incomodidad o de evidencia de un problema de visión que tienen las gafas. Los audífonos invisibles tienen aún más ventajas que los audífonos retroauriculares en un tamaño mucho más pequeño.

Precio

Si una ventaja tienen los avances tecnológicos es que con el paso del tiempo, los precios se van ajustando y las innovaciones se hacen accesibles a todos los bolsillos. Afortunadamente, esta premisa también está presente en los audífonos invisibles que están reduciendo sus precios (son más baratos) y convirtiéndose en una de las mejores opciones para quien quiere comprar audífonos.

Funcionalidad

No solo el tamaño es clave en los audífonos invisibles digitales. Porque esas minúsculas dimensiones no impiden a este tipo de dispositivos ofrecer una autonomía de más de 15 h diarias en muchos casos, control de volumen, reducción de ruidos de ambiente o avisos de batería baja. En definitiva, un sinfín de funcionalidades vanguardistas que hacen que llevar un audífono sea hoy más cómodo, práctico y barato que en cualquier otro momento de su historia.

Audífonos prácticamente invisibles

De entre todos los tipos de audífonos, son los audífonos más pequeños del mercado y están diseñados a la medida del oído de la persona que ha perdido su audición. Esta solución auditiva se hace completamente invisible para la mayoría de los oídos.

Al ser de tipo intracanal, se introduce dentro del oído para lograr una mejor adaptación y comodidad. Si optas por este tipo de prótesis auditiva, vas a saber lo que pasa a tu alrededor sin que el resto del mundo sepa que llevas audífonos. Además, se ajusta tanto a las pérdidas de audición leves como a las moderadas. Recuerda que siempre dependerá del consejo de tu audioprotesista.

Audífonos invisibles recargables

Por fin podemos decir adiós a las incómodas pilas de nuestros audífonos. Gracias a los audífonos invisibles recargables podrás disfrutar de la autonomía que necesitas sin depender de las dichosas pilas. Si eres de los que buscan comodidad y olvidarte de los problemas, tienes que probar este tipo de audífonos digitales recargables.

Su sistema de recarga es muy similar al de los teléfonos móviles inteligentes, los smartwatches o algunas consolas de juegos portátiles. Solo tienes que situar ambos audífonos en el puerto de carga y comprobar que la recarga haya comenzado.

Como haces con otros dispositivos, puedes aprovechar tus horas de sueño para despertar después con los audífonos totalmente recargados y poder disfrutar de una audición nítida y clara.

¿Por qué elegir audífonos invisibles?

Sin duda el tamaño es uno de los aspectos más importantes para las personas que sufren pérdida auditiva. Un audífono que se sitúa fuera del oído, detrás del pabellón auditivo, hace mucho más evidente para los demás nuestra pérdida auditiva.

Es normal que algunas personas quieran ser discretas al respecto y que no quieran que en un entorno profesional o social otras personas conozcan los problemas de audición que sufren.

Afortunadamente, la tecnología está avanzando a pasos agigantados justo para hacer que los dispositivos electrónicos sean cada vez más pequeños. Por eso, podemos hablar hoy de audífonos invisibles, también llamados audífonos intracanal, que se colocan cómodamente dentro del canal auditivo ofreciendo grandes prestaciones, con una gran discreción para quien los usa.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información