15 curiosidades del oído y otros datos del sentido del oído

Nunca te acostarás sin saber una cosa más. Por mucho que de niños aprendiéramos curiosidades acerca del oído, es un órgano que parece inabarcable porque está compuesto por infinidad de huesos y músculos.

Si eres curioso por naturaleza, aquí vas a aprender datos curiosos sobre el oído, e incluso, saber más sobre la capacidad auditiva de los animales y peculiaridades sobre su oído.

Curiosidades del oído humano

El hueso más duro

El hueso más largo del cuerpo humano es el fémur. El músculo más largo es el sartorio y el hueso temporal es el más duro y se encuentra en el oído. Quizás sea una de las curiosidades acerca del oído que más pueden impactarte. El hueso temporal lleva asociada la función más importante del oído. Acoge a los órganos que se encargan de que todo el proceso de la audición funcione correctamente y, además, protege al oído interno.

El hueso más pequeño

Otra de las peculiaridades que podrían aparecer como una pregunta del Trivial Pursuit es: ¿dónde se encuentra el hueso más pequeño del cuerpo? La respuesta también desemboca en el oído. El estribo, también llamado estapedio, es el hueso más pequeño del cuerpo y mide 2,5 y 3 mm. Se encuentra en el oído medio y junto con el martillo y yunque forman la cadena de huesecillos del oído.

Diferencia entre oído derecho e izquierdo

¿Dirías que escuchas igual por ambos oídos teniendo tus oídos sanos? La respuesta es que no. Existen varios estudios que apuntan a que desde que nacemos, el oído derecho emite una mejor respuesta a los sonidos del habla (sonidos más discontinuos) y el oído izquierdo escucha mejor los tonos continuos y la música. Es por ello también que el oído derecho es más sensible que el izquierdo.

Que exista esta diferencia no quiere decir que también haya una explicación del significado de qué pasa si te pita el oído derecho o el izquierdo. La realidad es que no existe una explicación médica que aclare la diferencia entre ambos oídos.

El oído como eje del equilibrio del cuerpo

Podríamos decir que el sistema vestibular es el que mueve los engranajes del cuerpo humano para que la función del equilibrio se cumpla. Es el coordinador del equilibrio y por ello, el origen de los vértigos -la mayoría de ellos- se producen en el sistema auditivo.

El oído es eléctrico

Transforma las señales que le llegan, en concreto la cóclea y el órgano de Corti, en impulsos eléctricos y las emite al cerebro.

Un órgano y un sentido sin descanso

El oído siempre está funcionando. Incluso cuando dormimos. Únicamente cuando se produce un ruido intenso, el oído actúa como un mecanismo de defensa y usa esa reacción para poder actuar rápido.

Relación entre el sentido del oído y del sabor

Con la llegada del Covid-19 hemos aprendido qué es la anosmia, pero ¿sabías que el sentido del oído y del gusto están más relacionados de lo que crees? Lo creas o no, el oído influye en el momento de saborear los alimentos. Ocurre porque una parte del tímpano permite la conexión entre la lengua y el cerebro y por ello, determinadas enfermedades o intervenciones quirúrgicas en el oído pueden hacer que no percibas los sabores en las comidas.

La forma de la oreja

Todo tiene una explicación en la vida. En el cuerpo humano, también. Las orejas tienen la forma que tienen para captar mejor los sonidos. Sus pliegues y su estructura ayudan a conseguirlo.

El tamaño de las orejas nunca para de crecer

Seguramente te hayas fijado en el gran tamaño que tienen las orejas de las personas mayores. Paulatinamente las orejas siguen creciendo con el paso de los años. Ocurre también con el crecimiento de los pelos de las orejas y de la nariz. A medida que se van cumpliendo años, los pelos en estas dos partes del cuerpo no paran de crecer.

La pérdida auditiva y la genética

El factor genético es una de las causas de la aparición de la pérdida de audición o hipoacusia. Si se producen cambios en el ADN de uno de los genes que lleva información importante sobre la capacidad auditiva, puede aparecer pérdida de audición o sordera. Concretamente, sordera neurosensorial o conductiva.

Al oído le gusta comer bien

En la dieta mediterránea encontramos cantidad de alimentos que ayudan a cuidar del oído. Los que contienen ácidos grasos Omega 3 fortalecen los vasos sanguíneos del oído interno y ayudan a prevenir la hipoacusia. También son amigos del oído: las frutas y verduras, los frutos secos, los alimentos ricos en zinc…

Diferencia entre hombres y mujeres

Algunas dolencias y enfermedades relacionadas con la audición afectan haciendo distinción de sexos. Por ejemplo, los vértigos o la enfermedad de Ménière, tienen un porcentaje de mujeres mayor que el de los hombres.

Además, este otro estudio muestra que los hombres identifican mejor la fuente de sonido en un entorno ruidoso que las mujeres. ¿Sabías que los agricultores, los monjes y las tribus indígenas son las personas que mejor oyen? Sin duda se trata de uno de los datos más curiosos sobre el oído.

Diferencia entre oír y escuchar

Aunque usemos estos verbos indistintamente para referirnos a la acción de oír, tienes que saber que no significan lo mismo. El verbo “oír” significa captar los sonidos y “escuchar” prestar atención a lo que se está escuchando. Puede parecer que significan lo mismo, pero este matiz es el detalle necesario para saber diferenciarlos.

La cera como escudo protector

La cera la genera el propio organismo y esta sustancia, que puede cambiar de color, actúa como protectora de la entrada de bacterias u hongos e incluso del polvo. Es el mayor protector natural que existe.

Sensibilidad a flor de oído

El oído es un órgano sensible por excelencia. No tolera bien algunos sonidos que le resultan desagradables como por ejemplo, las uñas en la pizarra, el sonido de un cubierto en un plato de porcelana, el chirrido de los frenos de una bicicleta, el goteo constante de un grifo…Esta sensibilidad auditiva puede desembocar en una misofonía o en hipersensibilidad auditiva.

Curiosidades del oído de los animales 

Las personas compartimos con los animales muchos órganos y tenemos en común algunas partes del esqueleto humano. Sin embargo, en el caso de la audición, algunos animales tienen mucho más desarrollado el sentido del oído que los seres humanos y ofrece muchas más posibilidades que vas a explicarte a continuación.

¿Cuáles son los animales que tienen mejor oído?

  • Los agujeros verticales y largos que tiene el búho en las orejas le facilitan saber la ubicación de los sonidos. Esta ave, además, es capaz de reaccionar ante el más mínimo ruido en milésimas de segundo convirtiéndola en un animal con mejor oído del reino animal.
  • Algo parecido ocurre con los murciélagos. Podríamos decir que el búho y el murciélago se disputan el trono por ser el animal con mejor oído del planeta. El murciélago tiene un radar natural para el que no le es necesario usar el sentido de la vista para orientarse. El animal emite sonidos que chocan con el entorno que son devueltos en forma de ondas que su sistema nervioso interpreta creando un mapa del entorno que le rodea.
  • Seguramente hayas pensado en el delfín como animal con un oído fino. No te equivocas del todo. Los delfines usan la ecolocación para emitir chillidos que rebotan hasta sus mandíbulas inferiores. Poseen una especie de poder en el que son capaces de ver los sonidos.
  • Si hablamos de frecuencias, los gatos y los perros llegan a alcanzar los ultrasonidos superiores a los 40.000 Hz (las personas, como mucho, llegamos a los 20.000 Hz). Como dato curioso, los gatos tienen, además, 30 músculos diferentes en las orejas que les permiten realizar un movimiento de rotación de hasta 180º.
  • El elefante es el animal terrestre más grande del mundo con orejas muy grandes que le hacen tener una audición muy buena. Pero no sólo el tamaño es la causa de que tenga un oído muy desarrollado con el que escuchan frecuencias hasta 20 veces más bajas que las que escuchamos las personas. La trompa y las patas tienen centros nerviosos transmisores de las vibraciones sonoras.

El oído tiene mucho que contar y seguro que queda alguna curiosidad más por contar. Sigue leyendo nuestro blog y seguiremos contándote más cosas sobre el sentido del oído, que es un mundo lleno de historias por contar.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información