Oigo un ruido en mi cerebro, ¿qué significa?

En la calle, en casa, en el supermercado o en un restaurante. Vivimos oyendo ruido todos los dí­as del año. Pero, ¿sabí­as que también hay ruido en el cerebro?

Sí­, estás leyendo bien. A continuación te explicamos qué y cómo influye el ruido en el cerebro y en nuestra salud.

Déjanos ayudarte y dinos qué necesitas

El día a día con ruido

Cada año la contaminación acústica influye en la salud y audición de las personas. Según la OMS, casi 9 millones de personas soportan ruidos por encima de los recomendados (los decibelios recomendados son 80). Pero, al margen de este sorprendente dato, sentir un ruido neuronal es algo distinto.

En nuestro blog ya te hemos explicado qué sienten las personas con acúfenos, es decir, que escuchan un ruido en el oído pero, ¿y las personas que oyen ruido en su cerebro?, ¿están locas? Todo tiene una explicación.

Revisa gratis tu audición

Comprueba ahora y totalmente gratis tu salud auditiva con un estudio audiológico completo y en un centro de confianza cerca de tu domicilio.

¿Por qué hace ruido el cerebro?

Escuchar sonidos o ruido en el cerebro tiene mucho que ver, más de lo que imaginas, con la exposición al ruido. Es decir, si sometemos al oído a continuas exposiciones de ruido, a la larga, experimentaremos situaciones de estrés y ansiedad.

El oí­do no es la única parte del cuerpo que percibe los sonidos. Además del conducto auditivo, la percepción del sonido se produce también a través de la conducción ósea.

Estos tipos de ruidos no son generados por una fuente de sonido, sino que son una percepción del sistema nervioso central. En realidad, el sonido no existe, lo fabrica la cóclea del oí­do y lo transforma en electricidad. Este estí­mulo transformado se presenta en forma de pitidos, zumbidos o ruido y, a veces, se acompaña de falta de audición. Es lo que se denomina con el nombre de acúfenos o tinnitus.

Según datos ofrecidos por la Organización Mundial de la Salud, el 8% de la población mundial, entre hombres y mujeres, padece tinnitus y al menos un 30% lo ha sufrido alguna vez. Un dato importante a tener en cuenta para todas aquellas personas que lo padecen en silencio.

Tratamiento para el ruido neuronal

Ya que no podemos evadirnos del todo ni escapar como y cuando quisiéramos a lugares o destinos silenciosos, como por ejemplo, el desierto, conviene saber que existen otras soluciones para ayudar a convivir con esta percepción de ruido o para desconectar del mundanal ruido. Los ruidos blancos son la mejor opción para ello, ya que invitan a la relajación. Algunos ejemplos se encuentran en el sonido del secador, el agua corriendo de una fuente o los sonidos ASMR (Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma), estí­mulos que logran producir placer, generalmente desde la zona del cuello hasta cada una de las extremidades.

Este sonido constante que logra transmitir paz se caracteriza por ser el mejor ruido de fondo capaz de conseguir, también, que una persona con tinnitus logre dormir y descansar de los incesante pitidos o zumbidos en el oí­do.

Si por otro lado, estás pensando que los tapones son una herramienta que va a funcionar como barrera a este tipo de ruido instalado en el cerebro, no estás en lo cierto. Los tapones no son una solución para intentar reducir el ruido producido en el cerebro. En cambio, sí son muy efectivos en profesiones o empleos que trabajan con niveles de ruido muy fuertes o en festivales o conciertos.

5 consecuencias de cómo afecta el ruido a la audición

Al principio de este post te avisamos que la alta y constante exposición al ruido afecta de una forma negativa a los oí­dos. Tu audición sufre cuando escuchas sonidos por encima de lo que recomiendan los expertos. Pero ¿cuáles son realmente los efectos que percibe tu audición?

  • Pérdida auditiva. También conocida como hipoacusia, sordera parcial con diferentes grados de intensidad que se desarrolla gradualmente con los años.
  • Superar los 85 db. Si sucede, hay riesgo de pérdida de audición.
  • Por encima de 115 db siempre hay daño.
  • Alteración del sueño y del descanso.
  • Dificultad de atención, motivación y concentración.

Si últimamente has notado un cambio en tu audición o alguna nueva sensación en tu oído, contacta cuanto antes con Miaudífono. Te conseguimos una revisión auditiva en tu centro más cercano. De ti depende poner solución cuanto antes.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información