Los 5 ejercicios básicos para eliminar los acúfenos

¿Cómo desaparecen los acúfenos? Esta es la pregunta que se hacen las personas que viven con pitidos o zumbidos en el oído. La búsqueda de un tratamiento efectivo para eliminar el tinnitus se hace inmediata, ya que sus efectos son bastante molestos.

Si estás buscando ejercicios que te ayuden a eliminar los acúfenos, a continuación te enseñamos qué prácticas debes hacer para conseguir acabar con la ansiedad y el estrés que producen estos pitidos en el oído.

Origen de los acúfenos

Aunque no existe un tratamiento eficaz y específico que logre acabar con los acúfenos, sí existen alternativas para aliviar los síntomas del tinnitus y los efectos que produce. Estos vienen determinados por el origen de los acúfenos. Sabiendo sus causas, podremos determinar mejor el tratamiento o ejercicios a seguir para eliminarlos.

Los factores principales que pueden causar la aparición de los acúfenos son:

  • Estrés y ansiedad
  • Cansancio acumulado
  • Exposición constante a sonidos fuertes
  • Cambios bruscos de presión
  • Problemas de hipertensión
  • Colesterol
  • Consumo de alcohol y tabaco

5 ejercicios de relajación para eliminar los acúfenos

Estos ejercicios y técnicas se van a convertir en los mejores trucos para apaciguar los efectos de la ansiedad y el estrés de los acúfenos:

Ejercicios de cuello para el tinnitus

La relajación y los acúfenos caminan juntos en la tarea por combatir estos molestos pitidos en el oído. Cada vez es más frecuente, debido a las largas horas sentados frente al ordenador y al ya instalado teletrabajo, tener contracturas o que nuestro cuerpo empiece a notar la sobrecarga, sobre todo en el cuello, las cervicales o la espalda.

Tener dolores y problemas cervicales, también conocido como síndrome tensional, puede ser uno de los causantes de la aparición de los zumbidos en los oídos. Para lograr relajar la zona cervical, anota este ejercicio y ponlo en práctica en un ambiente sin ruido.

Ponte de pie, cierra los ojos y mueve la cabeza hacia un lado y hacia otro, de izquierda a derecha de una forma muy lenta. Este movimiento siempre tiene que pasar por el centro antes de ir hacia un lado o hacia el otro. Tras realizar este movimiento, lo repetiremos moviendo la cabeza de arriba a abajo.

Esta práctica y todos los ejercicios de relajación para aliviar el tinnitus deben realizarse mediante un control de la respiración. Inspirando y expirando por la nariz y llevando el aire hacia el estómago.

Esta técnica de relajación de músculos puede empezarse por la cabeza y acabar por los pies y es una de las técnicas más efectivas para curar los problemas de cervicales y acúfenos tanto en mujeres como en hombres.

Ejercicios de mandíbula

En la mandíbula también puede acumularse mucha tensión. Para iniciar esta técnica de apertura bucal, empezaremos por abrir la boca hasta donde podamos y colocaremos una mano en la mandíbula para forzar la posición hasta donde podamos. Aguantaremos unos 20 segundos con esta apertura relajando la zona.

La mandíbula es un canal donde se puede acumular estrés y también puede ser la causa de que sufras dolor de oídos o propiciar la aparición de pitidos. El automasaje puede convertirse en el alivio más eficaz, si ya sufrimos de esta molestia auditiva, o en método preventivo antiestrés. ¿Cómo se realiza este automasaje de relajación?

Coloca las yemas de los dedos pulgares en los pómulos y muévelos hasta llegar a las orejas. Hazlo repetidas veces.
Vuelve a usar las yemas de los dedos pulgar e índice y realiza movimientos en círculo en el hueso de la mandíbula. Hazlo siempre en el sentido de las agujas del reloj y repítelo hacia el lado contrario.

También puedes fijar esta rutina de relajación por la mañana o por la noche antes de dormir. Abre la boca e introduce dos o tres dedos, siempre con las manos limpias, como si fueras a bostezar. Este movimiento, repetido unas cuantas veces, puede conseguir ese momento de relax que ansías. Si hacerlo te produce náuseas, con abrir la boca bastaría.

Método de la media luna

Extiende un lado del cuerpo mientras respiras como te hemos indicado anteriormente. Al estirar uno de los lados, el otro permanece relajado. Antes de cambiar el cuerpo hacia el lado contrario, aguantaremos entre 10 y 15 segundos respirando y estirando esta zona del cuerpo.

Mientras realizas el estiramiento en posición de media luna debes ser muy consciente de la respiración para lograr una relajación progresiva de los músculos.

La técnica de Jacobson

También se la conoce como la relajación progresiva de los músculos. Prepara una habitación o un espacio donde puedas estar tranquilo y concéntrate en todos los músculos de tu cuerpo mientras realizas ejercicios de respiración. Empieza por hacer un repaso de los músculos de la cabeza y la cara, el cuello y los hombros, el abdomen y termina en las piernas y en los pies.

El ejercicio consiste en ir relajando cada parte del cuerpo que vas repasando con la mente a la vez que intentas una relajación mental pensando en olores, sabores, ciudades, canciones…que te producen placer y paz. Es lo que se conoce como imaginación guiada o técnica de visualización.

Masajes para los acúfenos

Te hemos hablado de los masajes bucales que ayudan a reducir el estrés que se acumula en la mandíbula, pero no de los masajes cervicales en la zona de la espalda. Los masajes, siempre realizados por fisioterapeutas, son el tratamiento más efectivo para reducir la presión del tinnitus. La quiropraxia, tratamiento manual que incluye el ajuste vertebral y otras manipulaciones articulares y de tejidos blandos, es uno de los masajes más demandados.

Otros ejercicios y trucos recomendados para aliviar los acúfenos

  • Caminar a buen ritmo
  • Mindfulness o meditación
  • Practicar yoga para equilibrar cuerpo y mente
  • Hacer pilates para fortalecer la columna vertebral
  • Dar un paseo en bicicleta por el campo o por zonas tranquilas alejadas del ruido
  • Practicar taichí
  • Realizar ejercicios hipopresivos para potenciar la musculatura abdominal y el suelo pélvico
  • Aplicar calor en las cervicales o baños de agua caliente en esa zona

Otros tratamientos alternativos para los acúfenos

Como en toda dolencia, hay actividades que es mejor no realizar para no forzar las consecuencias que esa afección provoca. En el caso de los acúfenos, no se recomienda hacer: paracaidismo, deportes de contacto, natación (por el contacto con el agua en los oídos), correr (siempre es mejor caminar, ya que la pisada no produce tanto impacto en los oídos), fútbol, baloncesto y también balonmano.

Otros tratamientos alternativos para los acúfenos

Si necesitas ampliar tu lista de prácticas y remedios caseros para aliviar el tinnitus, puedes acudir a la despensa e incluir la piña, el ajo y el vinagre de manzana en tus comidas o el jengibre y las hojas del ginkgo biloba en infusiones para el tinnitus. También puedes consultar a tu médico o farmacéutico sobre complementos vitamínicos con magnesio, melatonina o vitamina B. Concretamente, la secreción de melatonina ayuda a reducir la percepción del acúfeno.

Mientras los expertos e investigadores siguen en la búsqueda de una cura para el tinnitus, esperamos que estos remedios te ayuden a vivir con estos pitidos en un ambiente relajado y tranquilo a la vez que notas cómo se reducen sus efectos.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información