Cómo quitar los mocos en el oído: trucos y remedios

Seguro que tras pasar por un resfriado o un episodio de alergia has dicho eso de “noto que tengo mocos en el oído”. Esta situación se debe a que los mocos, además de en la nariz, pueden acumularse en los oídos debido a catarros, casos de gripe o de otitis serosa u otitis secretora.

Para estos casos, existen varios tratamientos para eliminar los mocos en el oído y hacer desaparecer la sensación de tener los oídos taponados de una manera eficaz y sencilla de realizar en casa.

¿Por qué noto mocos en el oído?

Tras una gripe, una sinusitis o un resfriado los mocos pueden quedar atrapados en el oído. ¿Por qué sucede esto? Básicamente se trata de una acumulación de mucosidades procedentes de la nariz. El líquido queda flotando en el interior del oído al igual que cuando entra agua en el oído y se forma un tapón en el conducto auditivo.

Sólo en ocasiones poco frecuentes, el paso de los mocos de la nariz al oído provoca un tapón en la trompa de Eustaquio y una inflamación leve que sí podría complicar la extracción de los mocos en el oído.

Pero, aunque se pueda pensar que en muchos casos, los mocos en el oído tengan su origen en procesos gripales o catarrales, generalmente es el oído quien genera esta mucosidad por sí solo. El oído no es capaz de drenar los mocos y existe riesgo de infección.

Síntomas de tener mocos en el oído

Aunque presentes alguno de los siguientes síntomas, no te preocupes porque existen muchos tratamientos para lograr drenar los mocos en el oído.

  • Oídos taponados
  • Vértigos
  • Picor o dolor en el oído
  • Infección auditiva
  • Acúfenos o tinnitus
  • Pitidos
  • Mareos

¿Cómo quitar los mocos en el oído?

Tratamientos y remedios para eliminar la mucosidad

Los mocos se pueden eliminar con: medicación (corticoides o antibióticos), drenaje (el otorrino coloca un tubo en la membrana timpánica para que drene el líquido) y cirugía (en los casos más severos).

Pero estos son los tratamientos y remedios efectivos que van a ayudarte a conseguirlo:

Compresas húmedas en los oídos

En algunas ocasiones las mucosidades que llegan a nuestros oídos y que necesitamos eliminar pueden resecarse un poco, lo que complica que puedan extraerse como líquido del conducto auditivo.

Si este es tu caso, te recomendamos que, a fin de ablandar la mucosidad, te apliques en el oído afectado una compresa empapada con agua tibia, no excesivamente caliente, que ayude a reblandecer los mocos para posteriormente extraerlos volcando la cabeza en una almohada. Así reduce también la inflamación de la trompa de Eustaquio y mejorar la salud del oído.

Vapor de agua

¿Quién no ha hecho alguna vez vahos con agua caliente y plantas descongestionantes como el eucalipto para superar los síntomas de una congestión nasal, resfriado o para poner fin a los oídos tapados?

Pues este remedio casero tan “de toda la vida” sigue funcionando a las mil maravillas para eliminar mocos de los oídos.

Si lo prefieres, también puedes optar por utilizar un humidificador que produzca vapor del agua para ayudarte a eliminar mocos de los oídos y, de paso, mejorar el ambiente de tu hogar.

Cambiar la posición

Para que los mocos se desplacen desde la trompa de Eustaquio y lleguen hasta la faringe para ser expulsados, funciona muy bien inclinar la cabeza hacia un lado y después hacerlo hacia el otro lado. Siempre espaciado con una pausa. Los pies también pueden ayudar en esta acción.

La gravedad juega un papel importante para destaponar los oídos, por lo que dormir sobre el oído que no está taponado funciona bien para intentar que el líquido del oído taponado drene y desaparezca.

Suero fisiológico

Otro tratamiento barato, sencillo y eficaz para eliminar la mucosidad de tus oídos es aplicar una solución salina, depositando unas gotas en tus fosas nasales.

Te recomendamos que utilices este truco para eliminar mocos de los oídos, empezando por tu nariz, introduciendo varias gotas en cada uno de tus orificios nasales, mientras respiras por la boca.

Puede ser un poco desagradable, pero te aseguramos que funciona.

Crema mentolada

Seguro que cuando eras pequeño, tus padres o abuelos usaban crema mentolada y te la aplicaban en el pecho a la hora de dormir para descongestionar las vías respiratorias. Puede ser el último remedio que ayuda a acabar con los mocos.

Descongestionantes para tus oídos

Actualmente en tu farmacia puedes encontrar una gran oferta de medicamentos descongestionantes para casos de resfriados y congestiones nasales. Déjate asesorar por tu farmacéutico y, en caso de ser necesario, acude a tu médico de familia para que revise el estado de tu congestión.

Lo más frecuente es que tras las primeras tomas de medicamentos descongestionantes comiences a notar como la congestión nasal y su efecto nocivo en tus oídos empieza a remitir.

Ahora que ya sabes cómo quitar los mocos en el oído, puedes sumar estas prácticas como un consejo más para cuidar tu audición. Ya sabes que prevenir siempre es mejor que curar.

Si con todas estas indicaciones, crees que puedes tener un tapón con mocos en el oído, pide cita previa en tu centro de salud para que el médico evalúe el estado de tus oídos.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información