Tapones de cera. ¿Cómo quitar un tapón en el oído?

Tener un tapón de cera en el oído es uno de los problemas de oído más frecuentes. Te contamos aquí todo lo que necesitas saber sobre el tema y cómo quitar un tapón de cera cuando lo necesites.

Cómo quitar un tapón de cera: ¿duele?

Todos hemos tenido uno alguna vez en el oído, pero quizás no sepamos cómo quitar un tapón de cera de la forma más efectiva y sin causarnos daño.

Antes de llegar a la solución del problema, tratemos de entender el funcionamiento del oído. ¿Nos hemos parado a pensar alguna vez cuál es el origen del cerumen o la función que cumple dentro del mecanismo de nuestro organismo?

A continuación, vamos a contarte todos los secretos de la cera de los oídos y también de sus molestos tapones: una de las causas de pérdida de audición más habituales que, afortunadamente, también es normalmente la más fácil de resolver.

¿Dónde se origina la cera y cuál es su función?

El cerumen es un aceite con textura de cera que se produce en los folículos pilosos de nuestro conducto auditivo externo. Es una sustancia cuyo objetivo es salvaguardar nuestros oídos de posibles agresiones externas que pueden producirse por la entrada de líquidos, infecciones o incluso la entrada de cuerpos extraños.

Lo más frecuente es que la cera sobrante asome por nuestros oídos y podamos eliminarla con la higiene diaria habitual. Pero, en aquellas ocasiones en las que la cera se acumula en el interior del conducto auditivo, puede llegar a producirse una molesta oclusión que debemos solucionar lo antes posible resolviendo la pregunta “cómo quitar un tapón de cera”.

¿Por qué se acumula la cera en forma de tapón?

La acumulación de cera en forma de tapón en los oídos se manifiesta de forma diferente en función del paciente. Es cierto que hay personas que son propensas a la aparición de tapones en sus oídos. Si este es tu caso, te recomendamos que acudas a la consulta del otorrino una o dos veces al año para que revise la situación de la cera de tus oídos y elimine los posibles tapones.

Los bastoncillos, origen del taponamiento de oídos

Cuando limpiamos el oído debemos tener especial cuidado a la hora, por ejemplo, de utilizar bastoncillos para los oídos. Los bastoncillos de algodón no son nada recomendables para la limpieza auditiva. ¿Cuál es el motivo? Los bastoncillos no dejan de ser un objeto extraño que podemos introducir demasiado en nuestro conducto auditivo y que puede llegar a dejar restos de algodón en el interior.

Es bastante frecuente que las oclusiones en los oídos se acaben formando cuando ese algodón queda atascado. Si ya estás en esa situación y te preguntas cómo quitar un tapón de cera, vamos a analizar la mejor forma de hacerlo con seguridad y sin dolor.

En cualquier caso, te recomendamos que evites usar bastones de los oídos y que, en el caso de usar sprays o gotas para limpiar el cerumen, lo hagas de forma puntual y bajo prescripción de tu farmacéutico o médico.

¿Cómo quitar un tapón de cera en los oídos sin causar daño?

Los tapones en los oídos no suelen ser un problema grave, pero lo cierto es que sí producen una serie de molestias que pueden interferir en nuestro día a día y que conviene solucionar:

  • Pequeños dolores o molestias generales
  • Acúfenos o zumbidos
  • Sensación de taponamiento de oído y mareos
  • Pérdida auditiva

Si sufres cualquier de estos síntomas debes acudir lo antes posible a la consulta de tu otorrinolaringólogo para que te ayude y decida cómo quitar un tapón de cera en tu caso concreto. Afortunadamente, la mayoría de las veces, se puede solucionar el problema con un tratamiento sencillo que te vamos a explicar a continuación:

Lo primero que hay que hacer para eliminar el tapón de cera es ablandarlo unos días antes con gotas o aceite que te indicará tu médico.

En función de la dureza del tapón, es posible que el otorrino lo elimine inyectando agua, con cuidado, con una jeringuilla. Pero en los casos más complicados, tendrá que utilizar instrumental médico especializado, como unas pinzas para extraer el tapón al exterior del oído.

En ningún caso utilices agua oxigenada en casa y sobre todo, no tengas prisa por quitar el tapón rápido. Ponte siempre en manos de profesionales para acabar con el taponamiento de oídos. El oído es un órgano insustituible y debemos mimarlo mucho con el cuidado e indicaciones de profesionales.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información