Síndrome o enfermedad de Ménière: ¿qué es?

Esta enfermedad o trastorno del oído interno va acompañada de vértigos, mareos u otras patologías auditivas serias. Por ello, cuánto antes conozcas el mejor especialista en síndrome de Meniérè, antes podrás poner el tratamiento adecuado para curarlo.

A continuación aprenderás cómo se diagnostica y qué puede hacer el médico u otorrino especialista para tratar esta patología, que también puede ser hereditaria.

Déjanos ayudarte y dinos qué necesitas

El también conocido como el vértigo de Ménière es una enfermedad que afecta al equilibrio y también a la audición. Quien controla y regula la función del equilibrio es la cóclea o caracol, por lo que esta parte del oído se ve afectada por este trastorno.

¿Pero qué es y cómo empieza?

La enfermedad de Ménière (EM) se produce por un exceso de líquido endolinfático en el oído interno a consecuencia de la dilatación de la membrana del laberinto. Generalmente sucede de forma episódica, es decir, la persona padece episodios de vértigos molestos con pérdida de audición asociada afectando a un solo oído que aparece y desaparece. A menudo puede causar dolor de oído o tener otras consecuencias más severas como el tinnitus. Aunque su causa es desconocida, las más comunes son:

  • Exceso de líquido en el oído
  • Traumatismo craneal
  • Por genética
  • Medicamentos ototóxicos
  • Estrés y ansiedad
  • Tabaco
  • Enfermedades víricas

Como todo en la vida existen casos particulares y puede presentarse a cualquier edad, pero es común que este vértigo lo haga en adultos de 40 a 60 años indistintamente en hombres y mujeres.

¿Qué síntomas tiene y cuánto dura?

Ya hemos hablado del carácter cíclico de estos vértigos que llevan consigo consecuencias que aparecen y desaparecen. Estos vértigos rotatorios de tipo discapacitante se inician de forma brusca sin previo aviso y tienen una duración entre 20 minutos y 24 horas teniendo una media de 2 o 3 horas. Esta crisis vertiginosa es el síntoma común en casi todos los casos, pero haber muchos más como por ejemplo:

  • Vértigos rotatorios (acompañado de náuseas o vómitos y sudores)
  • Hipoacusia neurosensorial (unilateral o bilateral)
  • Acúfenos o tinnitus (zumbidos, pitidos, rugidos…)
  • Vértigos y mareos
  • Dolor de cabeza
  • Sensación de oídos taponados
  • Molestias abdominales

Para la Asociación del Síndrome de Ménière en España (ASMES), los 3 primeros son los principales síntomas de esta inestabilidad añadiendo que debe tenerse en cuenta el daño psicológico de esta dolencia. La vida social y laboral y las relaciones con los demás se ven afectadas por estos ataques de vértigo.

Revisa gratis tu audición

Comprueba ahora y totalmente gratis tu salud auditiva con un estudio audiológico completo y en un centro de confianza cerca de tu domicilio.

Diagnóstico: ¿cómo se detecta?

¿Cómo puedes enterarte de que lo padeces? El otorrino es el mejor especialista en detectar el síndrome de Ménière que vas a encontrar aunque el primer paso que debes dar es pasarte por la consulta de atención primaria y que tu médico de cabecera descarte cualquier tipo de problema auditivo.

En el caso de que nos encontremos ante un caso de vértigo, será necesario hacer una audiometría que puede ir acompañada de una logoaudiometría, para que el paciente detecte las palabras que va escuchando durante la prueba. Si el médico lo ve necesario, le hará un volante para un análisis de sangre y quizás, una resonancia magnética.

Mención aparte merecen las pruebas de equilibrio. Muy efectivas para determinar los efectos de este trastorno de equilibrio. Suelen realizarse para diagnosticar: neuritis vestibular, Vértigo Postural Paroxístico Benigno (VPPB), migrañas, lesiones en la cabeza y la enfermedad de Ménière.

Prueba de la silla giratoria

Se analizan los movimientos de los ojos mientras estás sentado en una silla monitorizada y controlada por ordenador que se mueve lentamente girando en círculo. Sirve para estimular el oído interno y controlar los movimientos de los ojos.

Electronistagmografía y videonistagmografía (VNG)

También miden el movimiento de los ojos. Para ambas pruebas:

  • El paciente se sentará en una silla en un cuarto a oscuras
  • Deberá seguir con los ojos patrones de luz en una pantalla mientras se pone en distintas posiciones
  • Después se aplicará agua o aire tibio y frío en cada oído para que los ojos se muevan de maneras específicas. Si no ocurre esto, es muy probable que el nervio auditivo esté dañado.

Posturografía dinámica computarizada (PDC)

Mide la capacidad de mantener el equilibrio mientras la persona está de pie. Se realiza mientras:

  • Se coloca un arnés de seguridad a la persona que se va a someter a la prueba
  • Debe estar descalzo y apoyado de pie en una plataforma que se va moviendo para probar la capacidad de mantenerse de pie sobre una superficie móvil.

Potencial vestibular miogénico evocado (PVME)

Mide la reacción de ciertos músculos al sonido para saber si hay un problema en el oído interno:

El paciente se sienta en una silla con auriculares puestos y parches con sensores en el cuello, la frente y debajo de los ojos y se van transmitiendo los sonidos.

Maniobra de Dix Hallpike

Mide también la reacción de los ojos, pero a los movimientos bruscos. El paciente puede ponerse unas gafas especiales mientras el realizador de la prueba, le pone la cabeza en distintas posiciones.

CTA audífonos
CTA audífonos

Encuentra aquí el audífono que necesitas

Te recomendaremos el mejor centro auditivo cerca de tu casa, con grandes profesionales y máximas garantías para elegir un audífono que se adapte a tus necesidades.

Encuentra gratis tu audífono,
Podrás ahorrar hasta 2500€.

¿Cómo se cura?

La mala noticia en todo esto es que no hay tratamiento para esta enfermedad crónica. Sin embargo, respiramos algo aliviados sabiendo que existen alternativas que funcionan como tratamiento farmacológico y también natural.

Medicación siempre bajo prescripción médica

Pueden ser medicamentos que se recetan para el mareo cinético y aminorar la sensación de mareo (meclizina o diazepam) y controlar los vómitos (prometazina) o fármacos diuréticos como la Betahistina.

Dieta y alimentación

Sigue una dieta baja en sal (huye de congelados, aperitivos, bollería…) y elimina todos los líquidos posibles del cuerpo porque el oído también los acumula y ya te hemos explicado que esta es la acumulación que provoca los vértigos.

Audífonos

Ponerse un audífono en el oído puede salvarte de la ansiedad que producen los pitidos en los oídos que acompañan a los vértigos.

Ejercicios de fisioterapia

Ejercicios como la Maniobra de Epley o para restablecer el VOR (Reflejo vestíbulo-ocular) son unos de los más demandados en las clínicas de fisioterapia. Desde la Red Menni de Daño Cerebral de Hermanas Hospitalarias nos indican que: «A nuestras consultas acuden pacientes con vértigos, con problemas de equilibrio o problemas secundarios a una lesión cerebral. Dentro de los programas individualizados de rehabilitación, nuestros equipos de neurorrehabilitación utilizan diferentes propuestas para trabajar estas dificultades, entre las cuales la tecnología juega un papel muy importante». Elena Tampán, fisioterapeuta de neurorrehabilitación, ayuda a realizar los giros de cabeza mirando a un punto fijo. Según vaya tolerando el ejercicio el paciente, el fisioterapeuta incrementará la velocidad de los movimientos de cabeza, pero siempre se establecerá un descanso entre cada sesión de ejercicios.

Estas sesiones suelen tener un período de realización que va desde las cuatro semanas y los dos meses.

Homeopatía y acupuntura

Pueden ayudar a mejorar los síntomas de los vértigos hierbas y hojas como el Ginkgo, el jenjibre, la manzanilla o la flor de la pasión. Las sesiones de acupuntura también pueden ser efectivas siempre y cuando se averigüe por qué se ha producido la alteración energética y conociendo previamente las rutinas y hábitos del paciente.

Operación

Existe también la posibililidad de realizar un tratamiento quirúrgico sólo adscrito a pacientes incapacitados o con enfermedades crónicas vestibulares y que no responden a ninguno de los tratamientos anteriormente citados u otros.

Esta operación delicada se conoce como la neurectomía selectiva del nervio vestibular secciona el nervio vestibular sin llegar a alterar la audición.

Prevención y consejos para vivir con síndrome de Ménière

En muchos casos en los que los vértigos o los pitidos aparecen en nuestra vida, no queda más remedio que convivir con ellos, ya que no existe una cura definitiva para decirles adiós.

Sigue estos consejos para vivir tranquilo cuando te visite un episodio de vértigos y para conseguir reducir todos los efectos:

  • Intenta mantener el estado de ánimo arriba porque influye en la salud en general.
  • Realiza ejercicio físico adaptado a tu condición física y tu edad (pasea, corre, da clases de baile…)
  • Duerme las horas recomendables y descansa.
  • Busca un momento tranquilo para relajarte con técnicas como el mindfulness durante y en los días siguientes a los episodios vertiginosos.
  • Evita o procura no abusar de la cafeína y la teína si tienes acúfenos porque los aumenta.
  • Evita también fumar y beber alcohol porque pueden abrir la puerta a las migrañas.
  • Cuando aparezca el mareo, apóyate en enclaves fijos o siéntate en el suelo para evitar caídas.
  • No realices movimientos bruscos de cabeza ni con el cuerpo.
  • Evita las luces con muchos destellos o deslumbrantes.

Preguntas frecuentes sobre el síndrome de Ménière

La Asociación del Síndrome de Ménière en España (ASMES) responde a las preguntas básicas que pueden surgir cuando no sabes muy bien si padeces o no esta patología.

¿Existe el síndrome de Ménière sin vértigos?

No. El Ménière se diagnostica con los siguientes criterios:

  • Crisis de vértigo rotatorio, de más de 20 minutos de duración habitualmente durante varias horas, incapacitantes y acompañadas de nistagmos (movimientos amplios e involuntarios de los ojos).
  • Hipoacusia demostrada en audiometría y habitualmente peor en las frecuencias graves. Si las crisis son de segundos de duración y no hay hipoacusia en la audiometría, entonces no estamos hablando de esta enfermedad.
  • Acúfenos

¿Y sin pérdida auditiva?

«Tampoco. Para diagnosticar el S.M. tiene que haber una triada: acúfenos, pérdida de audición y vértigos o crisis de vértigos»

¿Puede aparecer cuando viajo en avión?

«Si tienes síndrome de Méniére diagnosticado, pueden aparecer en cualquier momento sus síntomas: pérdida de equilibrio (normalmente con el S.M. se tiene el sistema vestibular dañado), micro-vértigos, vértigos, crisis de vértigos, tumárkin. Todos los afectados no viven igual. En algunos casos no suele ser muy agresivo, y en otros sí, y tienen todos los síntomas que le he mencionado».

No debemos confundir el barotrauma o barotraumatismo cuando el oído experimenta un cambio de presión con esta dolencia que afecta al equilibrio.

¿Es uno de los efectos secundarios tras tener Covid-19?

«Según hemos consultado con nuestros especialistas el Covid-19 no tiene por qué afectar a este síndrome en ningún caso. Tendríamos los mismos riesgos que los no afectados por S.M.»

¿Qué hacer si tengo estos vértigos y hago deporte?

En los días en los que dura el episodio de vértigos se recomienda no hacer movimientos bruscos, por lo que, olvídate de practicar deportes que impliquen demasiado esfuerzo y opta por la meditación, pilates o salir a caminar.

«Algunos afectados han tenido que dejar temporalmente su deporte favorito o en otros casos más agresivos o muy incapacitantes, han tenido que dejar no sólo el deporte que practicaban, sino su trabajo o su forma de vida. Llegando a tener una discapacidad o incapacidad permanente».

¿Y si me aparece durante el embarazo?

«Conocemos muchos casos donde hay embarazadas que no han tenido problemas, y otros donde el problema han sido las caídas con el gran riesgo que conlleva».

¿Significa lo mismo tener la enfermedad de Ménière que laberintitis?

«La laberintis es un problema dentro del oído interno. Ocurre cuando el laberinto, la parte del oído interno que ayuda a controlar el equilibrio, se hincha e inflama. La neuritis vestibular es una inflamación del nervio vestibular. El nervio se encuentra en el oído interno. Por otro lado, el Síndrome de Méniére también afecta al oído interno, pero está actualmente en investigación sus causas. ASMES financia la investigación en los laboratorios Genyo (Granada)».

¿Puedo pedir la incapacidad laboral por tener síndrome de Ménière?

Según las últimas sentencias obtenidas que han resultado favorables se puede pedir la incapacidad laboral por tener síndrome de Ménière. En las ocasiones en las que el INSS ha concedido la incapacidad ha sido como incapacidad permanente total o permanente absoluta.

En casos excepcionales, la discapacidad se transforma en gran invalidez al ir acompañada esta dolencia de otras enfermedades.

Si tienes alguna inquietud más que no esté incluida aquí, pregúntanos y nuestros colaboradores especialistas en audición te ayudarán a resolverla.

¿Sabías que...?

Conoce más y mejor todo lo que rodea al mundo de la audición con los contenidos de nuestro blog: consejos, novedades y toda la información que estabas deseando escuchar.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información