Los 10 mejores alimentos buenos para el oído

Si pensamos qué debemos comer para que nuestro oído tenga una salud envidiable, son muchos los productos que hacen sonreír al oído. Alimentos, vitaminas y minerales se cuelan en la dieta y en la lista de la compra para que tu audición no sufra.

Descubre aquí cuáles son los 10 alimentos beneficiosos para el oído, para los acúfenos y para tratar esas molestias o infecciones auditivas que se presentan sin avisar.

Alimentos nada perjudiciales para el oído

Pescado y Omega 3

Resulta más habitual conocer los alimentos que son buenos para la vista y no tan común saber los alimentos buenos para el oído. La audición y el sistema auditivo también merecen un cuidado especial y el pescado es uno de los alimentos que ayuda a mantener nuestros oídos sanos. El pescado debe incluirse en toda dieta equilibrada y sobre todo, los que son ricos en Omega 3, que se encuentra en la grasa del pescado. El Omega 3, gracias a sus propiedades antiinflamatorias, ayuda a hacer más fuertes los vasos sanguíneos del oído interno. Además, a medida que se cumplen años, la probabilidad de perder audición aumenta. Por ello, para prevenir la presbiacusia, se aconseja consumir pescado 3-4 veces a la semana.

Conociendo todas las bondades que ofrece el Omega 3, no olvides tener en tu nevera o congelador: salmón, sardinas, caballa, bacalao o trucha entre otros muchos pescados.

La Vitamina A

Si quieres conservar tu audición durante muchos años, toma vitamina A. Este tipo de vitaminas es muy buena para el nervio auditivo. Se encuentra en vegetales de hoja verde como por ejemplo, las acelgas, espinacas, lechuga, rúcula, endivias… y en el pimiento rojo o pimentón. Para que no tengas que decir la frase: «perdí audición en un oído», llena tu nevera de vitamina A.

Frutas y verduras ricas en Vitamina C

La vitamina C es necesaria para el crecimiento y el desarrollo. El cuerpo no la puede producir por sí solo ni tampoco almacenarla. Por ello, debes incluir esta vitamina en tus comidas.

Además, desde siempre se ha usado como remedio para prevenir los resfriados y constipados, en los que el oído puede taponarse o acumular mocos siendo ambas situaciones muy molestas. No cabe duda que las frutas y verduras influyen para bien en nuestra salud y en la del oído también. Come: melón, kiwis, naranjas, fresas, tomates y no te olvides del brócoli y las coles de Bruselas para tener una salud de hierro en el oído.

Ácido Fólico

El ácido fólico es una vitamina B que ayuda al organismo a crear células nuevas. ¿Pero cómo ayuda el ácido fólico a tu audición? Contribuye a reducir el flujo sanguíneo al oído interno y el daño a las células sensoriales, células importantes para el cuidado de la capacidad auditiva.

Las legumbres como los garbanzos y las lentejas, ricas en ácido fólico, ayudan a fabricar células rojas en sangre. También los cereales, que contienen vitamina B9, muy buena para reducir la pérdida auditiva en personas de mayor edad.

Frutos secos

Las nueces son uno de los alimentos buenos para el oído y para nuestra salud en general. Comer nueces ayuda a nuestro cuerpo a generar glóbulos blancos que actúan como defensa del oído contra posibles bacterias o agentes infecciosos. Las nueces se convierten así en vitaminas para el cuidado del oído y en barrera contra la otitis. Pero además, contienen componentes antioxidantes que ayuda a eliminar todo lo que nuestro cuerpo no necesita.

Ajo para la otitis

Otro alimento que también es muy bueno para combatir infecciones de oído es el ajo y uno de los alimentos beneficiosos para los acúfenos. El ajo posee un alto poder antiinflamatorio para frenar posibles infecciones de oído o combatir el dolor de oído. Además, fortalece el sistema inmunológico y a lo largo de la historia, el ajo se ha usado para evitar constipados, gripes y enfermedades respiratorios donde el oído también podría verse afectado.

Carotenoides beta-caroteno y beta-criptoxantina

La calabaza, las zanahorias, las naranjas, las mandarinas y otras muchas frutas y verduras son ricas en carotenoides beta-caroteno y beta-criptoxantina. ¿Qué significa que estos alimentos contengan estas propiedades? El resultado se nota en tu oído mucho más cuidado gracias al Omega 3 que contienen.

Lácteos

La leche, el queso, el yogur o las cuajadas son algunos de los lácteos que protegen al organismo por su alto contenido en calcio que, además, de fortalecer los huesos también lo hace con el sistema auditivo. El consumo de lácteos está arriba de la pirámide alimenticia y por ello, no deben faltar en tu nevera si quieres proteger tu audición.

Alimentos ricos en zinc

Si te estás preguntando qué alimentos contienen zinc, las pasas son uno de ellos. Las pasas, por los nutrientes que contienen, ayudan a combatir las infecciones de oído y a reforzar las defensas del organismo. Los alimentos ricos en zinc actúan como protectores del oído ayudando al retraso de la presbiacusia. Junto a las pasas, encontramos el zinc en las ciruelas frescas, duraznos, el chocolate negro, avellanas y almendras etc.

La levadura

Incluye la levadura en tus bizcochos o tartas caseras porque es un plus que también ayuda a mimar a tus oídos.

Alimentos malos para el oído

No busques recetas ni alimentos milagrosos para que tu oído no experimente el paso de la edad o no pase por ninguna infección auditiva. No existen. Anota todos los alimentos que te hemos mencionado y, si padeces tinnitus o pitidos en los oídos evita estos alimentos para tener alejados los acúfenos de tu vida. Las grasas saturadas, azúcares y carbohidratos refinados, altas dosis de cafeína, fritos, algunos potenciadores de sabor y evitar una dieta alta en sal.

Con pequeños gestos, tu oído puede vivir muchos años al máximo nivel. Aplica los hábitos saludables para conservar tu oído en un estado magnífico y presumir de audición.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información