¿Qué es la sordera súbita? ¿se cura?

La hipoacusia súbita o sordera repentina, también denominada hipoacusia neurosensorial súbita se manifiesta de manera inesperada y fulminante en algunas personas, normalmente en un rango de edad entre los 35 y 65 años de edad. Aunque también pueden sufrirla los más jóvenes.

Quizás hayas tenido que buscar qué es la sordera súbita en algún foro, pero aquí vas a encontrar toda la información detallada sobre esta pérdida de audición que se detecta fácilmente y es momentánea.

¿Qué significa la aparición de la sordera súbita?

Como la propia definición de esta patología indica, este tipo de hipoacusia se presenta de repente cuando el paciente despierta por la mañana, o se desarrolla en unas pocas horas. Por lo general suele afectar sólo a un oído (sordera unilateral), pero depende de las personas puede manifestarse también de forma bilateral.

Sus efectos en la audición del paciente pueden ser moderados o severos, afectando a la capacidad de audición hasta niveles de unos 25-30 decibelios y provocando que el afectado pierda la capacidad de oír en un importante espectro de sonidos y conversaciones.

Causas de la hipoacusia súbita o sordera repentina

Sin duda, la hipoacusia súbita o sordera repentina es una de las patologías del oído más sorprendentes e inmediatas que podemos sufrir.

Para descubrir por qué se produce la sordera súbita debemos recurrir al tiempo y a los decibelios. Esta falta de audición aparece en menos de 72 horas cuando hay más de 30 dB en tres o más frecuencias consecutivas.

No debemos obsesionarnos con la posibilidad de sufrirla, ya que actualmente afecta solo al 0,0002% de la población. Pero sí es especialmente importante que si detectamos los siguientes síntomas repentinos que vamos a explicarte a continuación, acudamos inmediatamente a la consulta del otorrinolaringólogo y, si no es posible acceder a una cita de urgencias, pidamos una revisión en centros auditivos.

Afortunadamente, salvo si se produce por la ingesta de algún medicamento, este tipo de sordera repentina suele afectar a uno solo de nuestros dos oídos.

Las 3 principales causas de la sordera súbita

Las tres causas básicas para la hipoacusia súbita o sordera repentina son:

  • Causas desconocidas: no es agradable reconocer que aún existe un porcentaje de casos de sordera repentina en los que la comunidad médica no llega a detectar el agente causante del problema, pero así es.
  • Enfermedades previas: existen enfermedades como el lupus o algunas enfermedades cardiovasculares cuyo desarrollo puede cursar con la aparición de sordera repentina.
  • Circunstancias médicas sobrevenidas: por ejemplo, en casos de pacientes que sufran un traumatismo craneoencefálico severo o infecciones graves en el cerebro o alguna otra parte de la cabeza.

Pero cabe hablar de otras afecciones que causan esta pérdida de audición repentina. Como por ejemplo: la infección del oído, el coronavirus, una infección vírica, hidrops coclear, un tumor, alteraciones del metabolismo, alteraciones hematológicas, alteraciones neurológicas, enfermedades autoinmunes, tóxicos, cuadro de nervios o estrés.

Sordera súbita ideopática

Esta hipoacusia neurosensorial de causa súbita se presenta por causas desconocidas sin antecedentes otológicos previos. Aunque se postulan algunas teorías que podrían explicar el desarrollo de este tipo de sordera:

  • Laberintitis de origen viral
  • Laberintitis por compromiso vascular
  • Enfermedad inmunomediada del oído interno
  • Ruptura de membranas intracocleares

Síntomas y signos que causan la sordera súbita 

  • Algún tratamiento que esté tomando o siguiendo el paciente
  • Vértigos y mareos
  • Dolor de cabeza
  • Vacuna del Covid-19
  • Náuseas
  • Tinnitus o acúfenos
  • Herpes
  • Embarazo
  • Diabetes
  • Esclerosis múltiple
  • Puede aparecer sin dolor
  • También puede manifestarse en los perros

Cómo se detecta

Al presentar alguno de estos síntomas y pérdida de audición, su médico deberá descartar en primer lugar estar ante una pérdida auditiva conductiva por una obstrucción en el oído. A simple vista, descartará o no la acumulación de líquido o cera.

Para poder determinar cómo se trata esta sordera que aparece sin avisar, la audiometría será de gran ayuda. Esta prueba auditiva indolora permite medir la capacidad de escuchar la intensidad de los sonidos en el paciente.

Si a través de esta prueba audiométrica, su diagnóstico es positivo en hipoacusia repentina, su médico u otorrino podría mandarle pruebas complementarias como: análisis de sangre, resonancia magnética y pruebas de equilibrio.

El mejor tratamiento para la hipoacusia súbita o sordera repentina

Según la SEORL-CCC Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, el mejor tratamiento actualmente para este tipo de problema auditivo es la aplicación de corticoides en el tímpano hacia el oído interno. Los esteroides se usan para distintos problemas de salud. Son un método eficaz de tratamiento para reducir la inflamación e hinchazón. Se recetan, generalemnte, en forma de pastillas y deberían surtir efecto a las dos o cuatro semanas aproximadamente.

Por otro lado, si no existe mejoría ni la audición se revierte, los audífonos pueden convertirse en tu mejor aliado ya que ayudan a amplificar el sonido y a oír mejor. Para los casos más graves, el implante coclear se hará necesario.

Durante estos últimos 15 años la SEORL-CCC ha estado trabajando en la divulgación de la gravedad de esta enfermedad y en un consenso nacional médico a la hora de abordar y dar respuesta a la realidad de la hipoacusia súbita o sordera repentina.

Una de las conclusiones de dicho consenso tiene que ver con la importancia de la Atención Primaria en la detección precoz de este tipo de sordera a través de unas pruebas audiológicas iniciales.

Pero además, existen otras opciones y recomendaciones para tratar esta sordera repentina que puede ser también intermitente. La homeopatía y la medicina natural pueden ser efectivas y aplicar remedios como tratamientos caseros, como por ejemplo, esencias de aceites usados en la aromaterapia.

Por otro lado, aunque pueda parecer extraño, la cámara hiperbárica se aplica como tratamiento para revertir este tipo de hipoacusia. Sí, la cámara que usan algunos deportistas para rendir mejor en su trabajo puede resultar beneficiosa en este caso. ¿Pero por qué es eficaz como tratamiento preventivo?

  • Mejora la otalgia
  • Tiene poderes antiinflamatorios
  • Favorece la recuperación de nervios cerebrales
  • Aumenta la acción inmunológica

Recuperación de la sordera repentina

Lamentablemente es probable que las personas que sufran hipoacusia súbita no vuelvan a recuperar completamente la audición y tengan que aprender a vivir con sordera súbita. Además, existe la posibilidad de que, como consecuencia de la sordera, también aparezcan acúfenos o zumbidos.

Por eso, es especialmente importante la detección precoz y la evaluación médica del paciente, para que los especialistas médicos puedan determinar el origen del problema y poner remedio lo antes posible.

Testimonios de afectados por la hipoacusia 

Algunas personas que han confesado tener esta dolencia coinciden en el punto de inicio. Un resfriado, una gripe o una congestión son el punto de partida para desarrollar este tipo de pérdida de audición. Quizás no le das la importancia que merece a este síntoma, pero toda prevención es poca cuando se trata de los oídos.

Así que si piensas que has sufrido sordera repentina acude urgentemente a tu otorrino y, si no puedes esperar, acércate ya a un centro auditivo especializado para que revisen tu caso.

Y si sufres pérdida de audición por cualquier motivo, te ayudaremos a solucionarla con el mejor asesoramiento y a través de nuestra web.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información