Serc: ¿qué es y para qué sirve en los vértigos?

Serc es un medicamento que se receta para tratar los síntomas de los vértigos. Es un fármaco antivertiginoso y consigue ser un alivio para calmar los vértigos.

Si Serc se prescribe como tratamiento para curar los vértigos, también lo hace para tratar el síndrome de Ménière, el cual lleva asociado estos mareos, disminución auditiva y acúfenos o tinnitus.

Información sobre este medicamento

Como te avanzábamos, Serc es un medicamento que funciona muy bien para los síntomas de la enfermedad de Ménière: náuseas y vómitos, vértigos, pérdida de audición y ruido en el oído. Su principio activo es el dihidrocloruro de betahistina, un análogo de la histamina, que aumenta la circulación en el oído interno y consigue reducir la presión.

Si tenemos en cuenta que los vértigos suelen ser el tercer motivo de consulta en la atención primaria, no está de más conocer un poco más acerca de este fármaco. Eso sí, nunca lo tomes sin consultar con tu médico de cabecera, ya que este medicamento no puede adquirirse sin receta médica. Así que, por muchas opiniones que leas sobre Serc, únicamente haz caso a las indicaciones que te proporcione tu médico y, en el caso de que te haga la receta, no lo compartas con otras personas sin la supervisión médica.

¿Qué efectos secundarios tiene?

Como todos los fármacos y medicamentos, Serc también posee efectos adversos. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, divide así los efectos secundarios que podría producir en algunas personas:

  • Trastornos gastrointestinales: náuseas, vómitos, hinchazón de abdomen, dolor gastrointestinal y dispepsia (molestia en la parte superior del abdomen con tendencia a hincharse).
  • Trastornos del sistema nervioso: dolor de cabeza
  • Trastornos del sistema inmunológico: reacciones de hipersensibilidad
  • Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: hinchazón de la piel y mucosas, especialmente de la cara, boca, lengua y manos, urticaria, picor o erupción cutánea.

Ante el más mínimo efecto secundario, tanto de los anteriores como otros efectos que no quedan reflejados aquí ni aparecen en el prospecto, que notes al tomar Serc, ponte en contacto con tu médico para poder tratar los vértigos con otros medicamentos que no sea Serc. También debes tener cuidado si eres alérgico al medicamento o al componente o principio activo que lo componen.

¿Qué tienes que saber antes de tomarlo?

El médico te dará siempre las indicaciones correctas y detalladas de cómo tomar Serc. Pero antes de que asistas a su consulta, puedes tomar nota de cómo usar Serc con todas las precauciones del mundo.

En el momento de tomar Serc, procura hacerlo durante o después de cada comida para que la pastilla no produzca problemas gástricos o estomacales. Sin embargo, Serc puede tomarse con o sin comida. Recuerda que el medicamento debe recetártelo un otorrino y que no está indicado para personas menores de 18 años y niños. Conviene también que consultes a tu médico si estás embarazada o en período de lactancia.

Puedes tener dudas sobre qué medicamento es mejor para los vértigos o cuál tomar para mitigar sus efectos. ¿Es mejor tomar Serc o Dogmatil? Dependerá de cada caso particular, pero ambos pueden ser útiles para los vértigos.

¿Cómo tomarlo?

Los comprimidos de Serc son granulados. Tómalo con agua y puedes dividir los comprimidos en dos mitades de 8mg, ya que son de 16mg. Sigue siempre las instrucciones del medicamento que te da tu médico o farmacéutico. Tu médico te recetará la dosis exacta de Serc que debes tomar para poner fin a tus vértigos.

Cada caso de vértigos es diferente y, por ello, en algunos casos la mejoría en el alivio de los vértigos no comienza a evidenciarse hasta dos semanas después del inicio del tratamiento con Serc. El resultado más óptimo suele obtenerse tras varios meses tomándolo.

Tal y como indica la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, si olvidas tomar una dosis de Serc, nunca tomes una dosis doble. En cuyo caso, espera a la siguiente toma fijada para seguir con el tratamiento de Serc.

Tampoco interrumpas el tratamiento a tu antojo sin consultar antes con tu médico o farmacéutico. Sigue al detalle cada una de las indicaciones que el profesional médico te da.

En cualquier caso, olvida opiniones sobre Serc y visita la consulta de tu médico u otorrinolaringólogo ante cualquier síntoma evidente de vértigos o mareos cervicales para tratarlos eficazmente cuanto antes.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información