Hipertensión y acúfenos

Nuestro corazón se pone contento cuando nos pasan cosas buenas, por eso debemos controlar la tensión arterial, ya que la hipertensión puede asociarse a padecer también problemas de oído. Tener la tensión muy alta o «por las nubes» puede desembocar en un caso de tinnitus o acúfenos en los oídos.

Estas son las causas de la relación entre la hipertensión y los acúfenos y los posibles tratamientos para reducir los efectos.

Déjanos ayudarte y dinos qué necesitas

¿Qué es la hipertensión arterial?

Algunas de las patologías o dolencias que nos diagnostique el médico puede estar relacionadas, a su vez, con otras. Como por ejemplo sucede en el vínculo entre el colesterol y la pérdida auditiva, el envejecimiento y la sordera o la relación de la diabetes con la falta de audición.

Los casos de tinnitus con zumbidos en el oído llevan asociados dos variables como es la hipertensión y la exposición prolongada al ruido. Pero ¿qué es la hipertensión?

La presión arterial es la fuerza que empuja la sangre en movimiento hacia las paredes de las arterias. La sangre, en su intento de llegar a todas las partes de nuestro organismo, se encuentra con una serie de resistencias a las que debe vencer para conseguir la circulación. Según cardiólogos del Hospital Quirónsalud de Barcelona, “la hipertensión arterial (HTA) supone un incremento de estas resistencias, por lo cual la sangre debe generar una mayor tensión sobre el músculo cardíaco y una mayor presión sobre el árbol arterial”.

 

Causas de la hipertensión arterial

Entre las causas más comunes o el riesgo de sufrir hipertensión se encuentran en:

  • Antecedentes familiares
  • Sobrepeso u obesidad
  • Ingesta de alcohol desmedida
  • Ser fumador activo
  • Llevar una alimentación alta en grasas saturadas y alta en sodio
  • Hacer poca actividad física
  • Ser diabético
  • Tener más de 60 años (el riesgo es mayor después de los 55 años)
  • Mayor riesgo en los hombres aunque en las mujeres

Comprobamos que muchas de estas causas son algunas de las variables que hemos nombrado anteriormente y que guardan una relación con la aparición de la sordera. Pero según las últimas investigaciones, se ha descubierto que la hipertensión prolongada y la exposición continuada al ruido puede causar zumbidos y pitidos el oído.

Consejos para la hipertensión arterial

En los casos médicos de hipertensión, el objetivo crítico consiste en bajar la tensión rápidamente. Pero para los hipertensos crónicos es importante bajarla y, sobre todo, tenerla controlada. Estos son algunos de los consejos para hipertensos que funcionan como prevención de tener algún susto de origen cardíaco. Apúntalos porque son muy útiles y muy fáciles de aplicar si el médico te ha diagnosticado presión arterial alta:

  • Practica ejercicio regularmente
  • Vigila tu peso y cuida la cintura
  • Lleva una dieta saludable y baja en sodio
  • Reduce el consumo de alcohol
  • Abandona el tabaco
  • Reduce el consumo de cafeína
  • Evita la situaciones de estrés
  • Tómate la tensión en la farmacia o en casa durante varios días para tener un control

Además de estos consejos que te van a ayudar a reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca, puedes optar por las infusiones para bajar la tensión (de lavanda, cola de caballo, diente de león…), pero ante todo y por encima de todo seguir las recomendaciones dietéticas de tu médico o nutricionista y dejar de lado los alimentos prohibidos para hipertensos (sal, carne roja, dulces y ultraprocesados…)

Revisa gratis tu audición

Comprueba ahora y totalmente gratis tu salud auditiva con un estudio audiológico completo y en un centro de confianza cerca de tu domicilio.

La exposición al ruido y acúfenos

El oído, en muchos casos, se acostumbra a una determinada exposición al ruido debido a trabajos continuos o al tráfico de las grandes ciudades. En estos casos concretos, el ruido en el oído es una de las causas de la pérdida auditiva y que asociado a la hipertensión, puede provocar casos graves de acúfenos.

Además, la hipertensión o la tensión arterial alta y otros factores como el estrés o el alcohol y la cafeína que provocan el aumento de la presión arterial, también son una de las causas de la aparición del tinnitus en el oído.

Los acúfenos son zumbidos escuchados tanto en el oído izquierdo como en el oído derecho y no son provocados por una fuente externa de sonido. Estos zumbidos, pitidos, silbidos y hasta murmullos son escuchados por la persona desde el cerebro, ya que el ruido no proviene de un sonido externo. No se considera que sea una enfermedad, sino un síntoma relacionado con el sistema auditivo.

Tener buen corazón también significa vivir con mejor salud. Contáctanos si tienes dudas sobre tu salud auditiva y necesitas realizarte un chequeo auditivo. Nosotros te conseguimos el test auditivo GRATIS y muy cerca de tu casa. ¡Escríbenos ahora!

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información