¿Qué es la otitis?

La palabra “otitis” proviene del griego antiguo: es la unión de “oto” que significa oído y el sufijo -itis que quiere decir inflamación. Por lo tanto, la otitis es una inflamación del oído.

Si quieres saber más acerca de esta patología, los tipos que existen y a qué parte del sistema auditivo puede afectar, sigue leyendo.

Déjanos ayudarte y dinos qué necesitas

¿Qué es la otitis?

El término otitis hace referencia a una inflamación del conducto auditivo. Existen diferentes tipos de otitis que varían según diferentes aspectos:

  • Según la zona del oído donde se produzca: la infección puede darse en el oído interno, el oído medio y el oído externo.
  • Según su origen: la otitis puede ser bacteriana, vírica o micótica.
  • Según el tiempo que se prolonga: puede ser aguda o crónica.

Los síntomas más frecuentes de la otitis son: dolor de oído, fiebre, otorrea y pérdida auditiva.

Otitis externa

Este tipo de otitis se presenta en el interior del conducto auditivo externo. Consiste en una inflamación aguda en la piel de este canal.

La mayoría de estos casos tienen origen bacteriano y sus causas son muy variadas, aunque las más frecuentes son el uso de productos irritantes, el exceso de agua o la presencia de tapones en el oído. Los principales síntomas son picores y dolor intenso en la oreja.

Revisa gratis tu audición

¿Ya no escuchas como antes? Comprueba ahora y totalmente gratis tu salud auditiva con un estudio audiológico completo y en un centro de confianza cerca de tu domicilio.

Otitis media

Se trata de una inflamación en la mucosa del oído medio. Tanto si es bacteriana como vírica, este tipo de otitis es frecuente que se produzca tras una rinofaringitis. Suelen ser propensos a sufrirla los niños pequeños, ya que su sistema inmunitario no está maduro todavía.

Es frecuente que a la otitis media la acompañen distintos dolores, vómitos, fiebre y, en muchas ocasiones, supuración amarillenta. Este tipo de otitis puede clasificarse, a su vez, en:

  • Miringitis: la inflamación se encuentra en la capa externa de la membrana timpánica.
  • Otitis media aguda supurada: la inflamación disminuye, pero se sigue produciendo secreción.
  • Otitis media crónica supurativa: se prolonga la presencia de líquido en el oído medio aunque la infección haya desaparecido.
  • Otitis barotraumática: está causado por un cambio repentino de la presión. Suele producirse tras un vuelo de avión o una inmersión de submarinismo.

La otitis media serosa en niños

Cuando el fluido se acumula detrás del tímpano del oído puede derivar en un problema auditivo que es importante saber detectar. La otitis media serosa es una patología del oído que tiene como síntoma principal la sordera y que se origina en el oído medio.

El término médico otitis media serosa se emplea para referirse a un tímpano detrás del que se acumula fluido, lo que puede originar una pérdida auditiva que llegue a ser crónica. Es además una enfermedad propia de los recién nacidos.

La causa de esto es que la trompa de Eustaquio, encargada de drenar el líquido que se produce en el oído medio, es más corta y más estrecha en los niños pequeños que en los adultos y por lo tant,o tiene mayores probabilidades de obstruirse.

Su tratamiento, que corresponde al médico de cabecera o al especialista en audición, suele estar basado en antibióticos.

La otitis media crónica

La otitis media crónica es una complicación de la otitis media serosa, aquella en la que se acumula líquido detrás de la caja timpánica.

La trompa de Eustaquio es la encargada de drenar el líquido producido en el oído medio. Por ello, si se se obstruye, este líquido se acumula produciendo una infección que, si no se cura correctamente, puede derivar en algo más grave.

Es decir, que si la otitis media serosa no llega a curarse a corto plazo o si se repite con demasiada frecuencia, puede llegar a convertirse en una otitis media crónica.

Entre los síntomas que suelen avisarnos de que la infección en el oído medio se ha complicado, están el dolor (generalmente leve), la fiebre no muy alta, la secreción del oído o incluso una hipoacusia o pérdida auditiva.

Tratamiento y prevención de la otitis

¿Has escuchado lo de que cada persona es un mundo? Pues lo mismo pasa con las otitis, no hay dos iguales. Antes de empezar un tratamiento para curarla es necesario tener muy en cuenta las características de la inflamación así como las del propio paciente. Es importante acudir a su médico cuanto antes, para que evalúe el caso concreto.

Para prevenir la otitis y otro tipo de infecciones auditivas, podemos tomar una serie de medidas sencillas:

  • Tener hábitos de higiene regular del oído.
  • Limpiarse los oídos con agua, sin usar bastoncillos.
  • Secarse los oídos después del baño, de ir a la playa o la piscina.
  • Protegerse los oídos de sonidos muy fuertes.

Si no quieres que la infección empeore y el sistema auditivo no quede dañado, es importante consultar con un especialista para que evalúe tu caso y cómo trataro. Si no sabes dónde acudir, en Miaudífono te ponemos en contacto con los mejores especialistas que encontrarán el tratamiento para curar esa otitis.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información