¿Qué es el oído musical?

¿Alguna vez te han dicho eso de “tienes un oído fino”? Tenerlo equivale a tener buen oído o tener oído musical.

Gracias al sentido del oído podemos identificar los sonidos que nos rodean. ¿Pero qué beneficios supone vivir con oído musical? Aquí vas a aprenderlos.

Déjanos ayudarte y dinos qué necesitas

 

¿Qué es y para qué sirve el oído musical?

Seguro que ya sabes que el oído es un órgano muy sensible al que le afecta el ruido o los sonidos desagradables. Pero una cosa muy distinta es tener el oído musical y disfrutar de ello. ¿Sabes qué significa tener oído musical?

En primer lugar, se tiende a pensar que tener oído musical consiste en escuchar las notas musicales y ser capaces de identificarlas. Pero lo cierto es que esta capacidad de producir o identificar una nota sin referencia alguna se denomina oído absoluto. De hecho, son muchos los famosos que gozan de oído absoluto, el oído musical perfecto.

Sin embargo, el oído musical tiene otra definición. Hace referencia a la capacidad de dar significado musical a las notas que la persona percibe. Funciona de la misma manera que cuando oímos una palabra y le damos un significado concreto a esa palabra. Tener buen oído musical también significa tener la capacidad de escuchar y comprender la música interiormente con la peculiaridad de que la música no esté físicamente presente. Desde el momento en que nacemos, el oído musical queda determinado.

¿Cómo entrenar el oído musical?

El oído musical esconde algunos secretos. Guarda un vínculo con la memoria auditiva y, por lo tanto, con la recuperación de esos sonidos olvidados cuando la persona padece de pérdida de audición. Los audífonos ayudan a recordar los sonidos que la persona con hipoacusia cree haber olvidado y, por eso, quizás te resulte familiar esta asociación.

El propio significado de la palabra en otros idiomas nos da más pistas. Por ejemplo, tener oído musical en inglés significa tener buena memoria de tono (having a musical ear means to have a good tone memory).

La capacidad de recuperar determinados sonidos funciona a través del entrenamiento auditivo. Un proceso con el que el paciente puede volver a recordar sonidos y saber cómo suenan. Llevar audífonos es un proceso no muy sencillo al principio. El oído, el cerebro y la persona deben adaptarse mutuamente y entrenar los oídos suele ser de gran ayuda en esa adaptación auditiva.

Revisa gratis tu audición

Comprueba ahora y totalmente gratis tu salud auditiva con un estudio audiológico completo y en un centro de confianza cerca de tu domicilio.

Oído musical y oído absoluto

Dejando de lado los audífonos y los aparatos auditivos, el entrenamiento de oído también se extrapola a otros ámbitos. La música y los profesionales que se dedican a ella recurren al entrenamiento auditivo para mejorar el oído músical que estamos mencionando. Entrenar el oído ayuda a los músicos a tener mayor percepción y agudeza técnica con el instrumento.

La educación del oído es fundamental para personas con hipoacusia o con déficit auditivo. Sin embargo, también hay que tener en cuenta la función de la audiometría para identificar cómo es el grado de audición de la persona y cómo se encuentra tu salud auditiva. Pero de lo que no cabe duda es de que el oído musical está relacionado con la memoria auditiva y el entrenamiento auditivo.

¿Cómo saber si tengo oído musical?

Si estás percibiendo nuevas experiencias en tus oídos, puede que te hayas hecho a ti mismo la pregunta de si tienes mejor oído que los demás, que no significa lo mismo que oír mejor que los demás. Para saber si has desarrollado agudeza auditiva existen ejercicios que te ayudarán a saber si tienes o no oído musical. Podemos agruparlos en dos partes diferenciadas:

  • Escuchar música activamente. Valora la frecuencia, el ritmo, la melodía…y encuentra, mientras, disfrutas de la música, los elementos armónicos, rítmicos, los instrumentos…de la canción.
  • Cantar. Interna y externamente durante todo el día -siempre y cuando no molestes a los demás-. Y si tocas algún instrumento, hazlo también e intenta sacar los acordes de una canción a través del propio instrumento.
  • Improvisar. Toca o canta improvisadamente a la vez que te vas adaptando a la pieza musical que esté sonando.
  • Entrenar. El oído es un músculo que hay que entrenar como otro cualquiera. Realiza dictados rítmicos, melódicos y armónicos.
  • Transcribir canciones con todos los elementos que la componen, lo que te obligará a concentrarte para poder identificar todas sus partes.

También puedes entrenar el oído musical con la guitarra o con el piano y estos consejos pueden servirte como test para saber si estás entrenando bien tu oído. Su práctica consiste en escuchar tonos diferentes y ver las diferencias de tono que percibe el oyente.

Síndrome del oído musical

Si has leído sobre el tinnitus o los acúfenos en nuestro blog, el (MES) síndrome del oído musical está muy relacionado con la definición de este ruido en el oído. La definición de síndrome del oído musical se refiere a la acción de cuando alguien escucha música sin que proceda de ninguna fuente externa. Desde un instrumento hasta una pieza musical entera con varios instrumentos. Las personas que experimentan esta sensación escuchan villancicos o himnos patrióticos como melodías comunes.

De todo el porcentaje de personas que conviven con tinnitus, sólo un 20% padecen el síndrome del oído musical. Lo que sí cabe destacar es que este síndrome es más frecuente en mujeres en contraposición a que los acúfenos se dan más en los hombres.

El método Willems

Si cada maestrillo tiene su librillo, la música puede enseñarse con distintas prácticas y fórmulas. Todas ellas muy respetables en su campo de trabajo. El método Willems es uno de ellos. Edgar Willems fue uno de los grandes pedagogos del siglo XX que se interesó por la educación infantil y desarrolló una metodología enfocada a los niños en su relación con la música. Desarrolló otra forma de educar musicalmente a los niños partiendo de la base de que todo niño podía descubrir su potencial musical, pese a no tener dotes especiales para la música. Hasta la aplicación de este método, muchos niños abandonaban sus estudios de Conservatorio porque no conseguían entender el sistema tradicional.

Willems consideraba la música como un lenguaje, por ello, el método Willems basaba su maestría en aprender música al igual que los niños aprenden la lengua materna. Para la posteridad, dejó una de las frases célebres que se recuerdan de él: “La música no está fuera del hombre, sino en el hombre”. En la pedagogía musical también te ayudarán libros como, por ejemplo, El oído musical: la preparación auditiva del niño, uno de los más conocidos en la materia.

Ventajas de tener buen oído

¿Crees que tener dotes musicales y ser agudo en la detección de sonidos te beneficia en tu vida diaria? Quizás no en el día a día, pero considérate un afortunado por ser uno de los elegidos en esto de ser muy agudo en la audición.

Todo esto te diferenciará de los demás:

  • Reconocer acordes de todo tipo
  • Transcribir música (incluso la que está en tu cabeza)
  • Ser capaz de improvisar
  • Afinar sin tener que recurrir a un afinador
  • Reconocer cuando estás tocando o cantando desafinado
  • Aprovechar y disfrutar de este talento innato

Si te preocupas por tus oídos, en Miaudífono te conseguimos gratis sesiones de entrenamiento auditivo donde aprenderás a interpretar sonidos a través de ruidos blancos y las voces de otras personas. mientras vas recordando los sonidos que habías guardado en el cajón del olvido. Y si ya tienes tus audífonos, deberías educar a tu oído con estos pequeños trucos para que sigas mejorando tu audición.

¡Escríbenos y te buscamos el centro más cercano para que empieces a recuperar tu audición!

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información