Pelos en las orejas: ¿cómo quitarlos del oído?

De la cabeza a los pies, el ser humano está cubierto de pelo. Dependiendo de la zona del cuerpo, el crecimiento del cuerpo es más común o menos habitual. ¿Crees que el pelo que crece en las orejas es de lo más frecuente?

El afloramiento del vello en esta zona tiene una explicación muy sencilla y vamos a detallarla.

Función de los pelos en las orejas

Ante todo, naturalidad. Dejamos un poco de lado el dicho de “Donde hay pelo, hay alegría”, pero lo cierto es que el crecimiento del pelo en las orejas es de lo más común llegado una edad y dependiendo del sexo de la persona.

Aunque desde Miaudífono no nos ocupamos de la parte estética de las orejas y esta situación sea un caso a tratar por dermatología, queremos que sepas si la aparición de vello en las orejas o en el lóbulo de la oreja puede afectar a tu salud auditiva.

Al igual que sucede en la nariz, los pelos en las orejas cumplen a rajatabla con una función protectora. Actúan como barrera contra agentes externos, bacterias o incluso, insectos para que no accedan al interior del canal auditivo. Se trata de un filtro natural de protección.

¿Por qué aparecen entonces pelos en el oído?

La aparición o tenencia de pelo en esta zona no implica que la audición vaya a verse afectada. Los dermatólogos indican, según varios estudios, que la causa directa procede de la testosterona. Pasando la edad de los 30 años, los folículos pilosos de las orejas se vuelven más sensibles a esta hormona masculina, la que provoca el crecimiento del vello tanto en las orejas como en la nariz, que también explicábamos antes.

Estate muy tranquilo porque la aparición de pelo, tanto dentro como en el lóbulo de la oreja, no es síntoma de ninguna enfermedad. Es causa del sexo de la persona, la genética y el envejecimiento.

La genética y el sexo tienen algo que ver

Parecerá una tontería, pero si todas las personas tenemos orejas, ¿por qué no todos tenemos pelo en ellas?

La razón, como ya hemos comentado, reside en la actuación de la testosterona y su subproducto natural asociado conocido como dihidrotestosterona (DHT). Esto hace que el pelo que crece en las orejas y en la nariz crezcan más largos, más duros y con un tono más oscuro que el resto del pelo.

¿Y en las mujeres ocurre lo mismo? Las mujeres también producen algo de testosterona, sin embargo, sus niveles de producción son mucho más bajos que los de los hombres. Es por ello que aunque puede darse el caso en algunas mujeres, el proceso de este fenómeno no es tan evidente.

El rango de edad que más experimenta este crecimiento del vello en esta parte de la cara son varones entre los 40 y 50 años en adelante a medida que va pasando el tiempo. Se trata de un crecimiento de pelo nuevo y según va cumpliendo años la persona, se acrecienta la acumulación de pelo.

El componente familiar también es clave. Si en la familia existe una tendencia al crecimiento de pelo en la parte externa del oído y en el lóbulo de la oreja, no se puede luchar contra la genética. Pero en ningún caso, crecen pelos en el tímpano o sensación de tener pelos en el oído.

¿Cómo quitar los pelos de la oreja?

Una vez sabido que los pelos en las orejas son algo de lo más natural, el siguiente paso es preguntarse si existe solución o es conveniente eliminarlos. La pregunta surge por el hecho de si al depilar los pelos del oído, nuestra audición puede verse afectada.

Al igual que en todas las prácticas que tengan lugar cerca del oído debemos tener toda la precaución del mundo para no dañar tanto el canal auditivo como la parte externa del oído. Teniendo todo el cuidado del mundo, los pelos en las orejas pueden depilarse usando un cortapelos específico para esta zona. Puedes hacerlo en casa o ponerte en manos de profesionales de la estética. Esta segunda opción es la recomendada, ya que ellos tienen la técnica precisa para acabar con el problema del vello en esta zona.

Si optas por realizar esta práctica en casa, extrema toda la precaución del mundo para no introducir ningún instrumento u objeto en el canal auditivo. Pueden quedar atrapados en el conducto auditivo y ocasionar, en este caso, un problema auditivo como, por ejemplo, dolor de oído, pérdida de audición momentánea, hipoacusia o rotura de tímpano.

Desde Miaudífono, como lugar indicado para ayudarte a conocer mejor tu oído, te recomendamos que si te encuentras mal y no oyes como deberías porque notas que algo está obstruyendo tus oídos, contacta con nosotros y te diremos dónde acudir.

Te vamos a ofrecer siempre las mejores soluciones para cuidar la salud de tu oído rodeados de profesionales.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información