¿Para qué sirve el sistema auditivo?

La función principal del sistema auditivo es transformar las ondas sonoras y transmitirlas al cerebro para que éste las interprete y les dote de significado. El sistema auditivo está dividido en dos partes: el sistema auditivo periférico y el sistema auditivo central.

Te contamos todo sobre él, sus funciones y cómo consigue que podamos oír los sonidos que nos rodean.

El sistema auditivo periférico

Está constituido por el oído que consta de tres partes: oído externo, oído medio, oído interno. Se encarga de percibir el sonido y transforma sus vibraciones en impulsos eléctricos que llegan al cerebro. También cumple un papel fundamental en el sentido del equilibrio. Las tres partes del oído se definen así:

  • El oído externo: conocido comúnmente como oreja, es la parte exterior del conducto auditivo. En él se encuentra la membrana, que es donde las vibraciones se convierten en sonidos.
  • El oído medio: está compuesto por los tres huesecillos (martillo, yunque y estribo) que se encargan de amplificar los sonidos que nos llegan.
  • El oído interno: donde se ubica la cóclea o caracol, cuya función es transformar las vibraciones en impulsos eléctricos, que serán interpretados por el cerebro.

Revisa gratis tu audición

Comprueba ahora y totalmente gratis tu salud auditiva con un estudio audiológico completo y en un centro de confianza cerca de tu domicilio.

El sistema auditivo central

El sistema auditivo central está formado por los nervios acústicos y las partes del cerebro que se encargan de la audición. Es una de las partes fundamentales de la audición, ya que es aquí donde se procesa la información recibida por el oído y se identifican los sonidos dotándolos de significado.

El proceso auditivo consta de dos fases diferentes:

  • Proceso fisiológico: es la fase donde se capta el sonido y se envía al cerebro. De esta tarea se encarga el sistema auditivo periférico.
  • Proceso psicológico: en esta fase se reciben los estímulos y se interpreta según la información recogida. Aquí interviene el sistema auditivo central.

El sentido del oído nos permite comunicarnos, escuchar música, ver la televisión, disfrutar de la naturaleza y, en definitiva, tener una calidad de vida plena. Cuando empezamos a tener problemas auditivos es imprescindible acudir a un especialista para que establezca un diagnóstico y poder tratar la afección cuanto antes.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información