¿Qué es la cadena de huesecillos?

La cadena de huesecillos situada en el oído medio tiene una misión fundamental en el sistema auditivo. Estos pequeños huesecillos (los más pequeños del cuerpo, ya que juntando sus tres componentes llegan únicamente a los 18 milímetros) son los encargados de transmitir las vibraciones del tímpano al oído interno.

En numerosas ocasiones has estudiado sus partes: Martillo, Yunque y Estribo y visto su localización en una gráfica del interior del oído. Pero es muy común que pasemos por alto la importancia de su misión, ya que son insignificantes con respecto a otras partes del organismo. Sin embargo, si resultaran dañados perderíamos la capacidad de audición, dificultando así la comunicación social. Uno de los principales rasgos humanos llevados a cabo en sociedad.

Es por ello que debemos conocer sus partes, funcionamiento y cómo evitar cualquier posible daño.

La cadena de huesecillos está compuesta por el Martillo, el Yunque y el Estribo. Estos tres elementos juntos también reciben el nombre de osículos auditivos. Están unidos entre ellos simulando una cadena que recoge el sonido captado por el tímpano y lo transporta al oído interno. El tímpano, a su vez también sirve de órgano protector.

Cada uno de estos elementos presenta unas características y funciones propias:

Función y localización

Martillo

Encontramos el Martillo en primera posición, y como te puedes imaginar, el nombre se lo da su peculiar forma que simula un martillo. Su función es fundamental, ya que ejerce de punto de unión entre el oído medio y la faringe.

El mango del martillo percibe las vibraciones del tímpano y las amplifica transmitiendo esta vibración al siguiente de la cadena, el Yunque.

Yunque

El Yunque es el huesecillo intermedio, ya que se encuentra entre el Martillo y el Estribo. Su misión es, una vez más, pasar las vibraciones que ha recogido el mango del Martillo del tímpano a, en este caso, el Estribo.

Estribo

El Estribo es el último integrante de la cadena de huesecillos. Como es la última pieza del eslabón es la encargada de pasar la vibración al oído interno. El nombre de nuevo guarda relación con su forma, la cual se asemeja al estribo de una silla de montar a caballo.

Patologías relacionadas

Afecciones del oído medio

Los tres huesecillos auditivos están unidos entre sí mediante ligamentos y pueden variar con dos músculos a los que están directamente vinculados: el músculo del estribo y el tensor del tímpano. Estos dos músculos actúan de protectores frente a una posible sobrecarga y controlan el nivel de vibración.

El oído medio es una parte frágil del organismo que debemos cuidar debidamente. Se pueden dar casos de infección como una otitis media por la aparición de bacterias. También es en esta parte del oído donde se desarrollan los acúfenos, un zumbido persistente que oyes y no proviene del exterior. Otra posibilidad es sufrir un cambio de presión repentina que origine el barotrauma, dolor de oídos por la presión atmosférica.

La pérdida de audición podría ser ocasionada por cualquiera de estas tres patologías, dependiendo de la fase en la que se encuentre la enfermedad en cada caso.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información