¿Qué son los osteomas?

¿Existen los tumores benignos? ¿Y lo tumores en el oído? Ambas preguntas son correctas y se responden con la definición de osteoma.

Para conocer más sobre este tumor de lenta evolución, debes conocer las causas y motivos por las que puede originarse. No resulta peligroso si se detecta rápidamente, sobre todo si eres nadador o practicas deportes acuáticos.

Déjanos ayudarte y dinos qué necesitas

Los osteomas del oído

¿Qué son exactamente los osteomas?

Son tumores benignos que surgen en el hueso del tímpano y que pueden provocar sordera. Generalmente los osteomas se producen por crecimiento excesivo de un hueso en el oído. Se trata de un tipo de lesión en forma de protuberancia poco habitual en el conducto auditivo externo.

Este hueso del oído, al crecer, hace que se estreche el conducto auditivo externo y haga más complicado el drenaje de la cera y otros agentes o residuos que favorecen las infecciones auditivas y la pérdida de audición. El osteoma se desarrolla con frecuencia en personas que están en contacto permanente con el agua fría, por lo que el drenaje de agua también resulta complicado debido al crecimiento del hueso.

Cabe decir que el osteoma no solo crece en el hueso del oído, también crece en otras partes del cuerpo como en la frente, en la cara o en el cráneo.

 

Síntomas del osteoma del oído

Como adelantábamos, una de las principales causas que puede dar origen a un osteoma es la exposición continuada a agua fría, por lo que es bastante frecuente que lo padezcan los nadadores o aquellos que practican deportes de agua. El otorrino será quien realice la prueba diagnóstica para detectarlo, mediante un examen físico o una otoscopia.

Una de las diferencias que existe entre el osteoma y la exóstosis es, fundamentalmente, que la exóstosis se presenta como una lesión por irritación relativamente frecuente, y el osteoma, sin embargo, se da de manera menos frecuente.

Se presenta como una formación ósea anormal en el conducto auditivo externo, es decir, que un hueso crece más de lo normal, y puede alcanzar un tamaño lo suficientemente grande como para obstruir el conducto auditivo, imposibilitando la entrada de sonido. osteoma tumor quiste

Otra de las diferencias es que, al contrario que las exóstosis, los osteomas suelen atrapar cera y restos de queratina en la profundidad del conducto auditivo externo, lo que produce pérdida de audición transmisiva. El hueso crece rápidamente, se inflama y llevaría consigo la falta de audición.

Así, aunque es posible que no muestren ningún síntoma, estos tumores benignos pueden ocasionar molestias auditivas, hipoacusia gradual e infecciones repetitivas del oído externo.

Revisa gratis tu audición

Comprueba ahora y totalmente gratis tu salud auditiva con un estudio audiológico completo y en un centro de confianza cerca de tu domicilio.

Consejos y tratamiento

La prevención es la primera cura ante las patologías y dolencias auditivas. Para prevenir los casos de osteomas en el oído, todo consejo es bien recibido para la protección de la salud auditiva:

  • Usa tapones auditivos para nadar
  • Gorros de protección en la natación
  • Evita los cambios bruscos de presión

Por otro lado, esta formación anormal ósea requiere operación para solucionar el osteoma del oído. Por lo general, los osteomas precisan intervención quirúrgica si, al aumentar de tamaño, ocluyen la luz del canal auditivo dificultando la audición de la persona que los padece.

No se descarta ni es tan anormal que el quiste desaparezca por sí solo de forma espontánea. Nunca está de más comentar tu caso con un especialista, aunque el quiste haya desaparecido de forma espontánea. Y lo más importante, revisa, al menos una vez al año tu audición. Nosotros te ayudamos a conseguir tu cita en el centro auditivo más cerca de tu casa y totalmente GRATIS.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información