¿Los niños con autismo tienen hipersensibilidad auditiva?

¿Qué es el autismo? Los Trastornos del Espectro Autista (TEA) son un grupo de discapacidades del desarrollo que se manifiestan durante los tres primeros años de vida. Provoca dificultades sociales, comunicacionales y conductuales importantes. 

Es muy común ver a niños con autismo taparse los oídos durante diferentes situaciones sociales y es que, para ellos, algunos sonidos pueden ser una auténtica tortura, ¿sabes por qué?  

Te lo contamos más abajo.

Déjanos ayudarte y dinos qué necesitas

¿Cómo les afectan los ruidos a los niños con autismo?

El claxon insistente de un coche en un atasco, los petardos de las fiestas del barrio o el sonido de una moto acelerando. ¿Quién no se ha tapado los oídos en alguna de estas situaciones? Las personas desarrollamos una sensibilidad auditiva que provoca que evitemos vivir y sentir ruidos molestos. No hay duda de que al oído no le gustan los sonidos estruendosos. Pero, ¿cómo les afecta el ruido a las personas o niños con autismo? ¿Lo sufren de la misma manera? Las personas con TEA (Trastorno del Espectro Autista) tienen hipersensibilidad auditiva y son más sensibles a los ruidos.

Para que te hagas una idea, esta hipersensibilidad auditiva que muestran los niños con TEA sería como si tú escucharas con unos cascos a todo volumen un sonido que detestas, solo que sin poder darle al botón de stop.

Este malestar, que también puede estar causado por estímulos luminosos y olfativos, les suele generar miedo, dificultad para concentrarse, crisis de ansiedad, reacciones evitativas o de escape y, el comportamiento del que te hablábamos más arriba, taparse los oídos con fuerza.

¿Qué significa tener autismo?

Antes de entender por qué las personas con autismo poseen una sensibilidad especial es necesario saber qué es el autismo y cuáles son sus síntomas.

El autismo es el Trastorno del Espectro Autista (TEA), es decir, un trastorno de carácter neurobiológico que se manifiesta durante los 3 primeros años de vida y está presente durante toda la vida de la persona que lo sufre. Las causas de su desarrollo aún no están claras, pero la genética adquiere un papel importante en el origen.

Las personas con TEA presentan una deficiencia en la comunicación y en la interacción y relación con las personas que están a su alrededor. Además de estas dos características, el autismo también se caracteriza por desarrollar hipersensibilidad auditiva.

¿Qué quiere decir que los niños con autismo tengan hipersensibilidad auditiva?

Los ruidos fuertes les afectan mucho más a las personas autistas que a los demás. Esto es exactamente la hipersensibilidad auditiva. Muestran dificultad de concentración y viven una experiencia sensorial totalmente diferente en la recepción de estímulos no sólo auditiva, también olfativa, visual y táctil. Es decir, presentan hipersensibilidad sensorial. Sufren alteraciones sensoriales ante distintos estímulos. Por ello, las personas con autismo se tapas los oídos cuando hay ruido.

Se calcula que en torno al 90% de las personas que sufren autismo experimentan respuestas inusuales a los estímulos sensoriales. De ese porcentaje, la mayoría tiene hiperacusia, es decir, hipersensibilidad auditiva. Esto quiere decir que los sonidos fuertes que molestan a cualquier persona, a los niños con TEA les afecta mucho más. Los petardos y cohetes, tan comunes durante las Navidades y otras fiestas, pueden causarles un verdadero dolor en el oído.

Para integrar el autismo en la sociedad, la Feria de Abril de Sevilla suele instaurar 4 horas libres de ruido en la zona de atracciones. Así los niños con TEA o Síndrome de Asperger podrían disfrutar con tranquilidad de la feria y podrían acceder sin problema a una zona que se caracteriza por emitir múltiples calidades de sonidos y ruido. Lo que se pretendía era reducir el impacto sensorial en ellos y organizar unas fiestas más accesibles hacia este colectivo.

Revisa gratis tu audición

Comprueba ahora y totalmente gratis tu salud auditiva con un estudio audiológico completo y en un centro de confianza cerca de tu domicilio.

Consejos útiles para ayudar a los niños con autismo

El entorno social de los niños con autismo tiene que ser consciente del impacto acústico y los niveles de ruido del ambiente al que va a acudir el menor para mejorar su calidad de vida. Esto son los consejos más aplicados que sirven de ayuda para las personas, sobre todo niños, con autismo:

  • Procura hablarles a un volumen adecuado. No por mucho alzar la voz, la comunicación va a ser mejor.
  • Utiliza mensajes cortos en la conversación y que sean muy claros. Ten paciencia y da tiempo para que el receptor procese la información y dé una respuesta.
  • La comunicación fluirá mejor si divides la frase en dos partes. Como si la separaras con un punto y aparte.

Para la persona con TEA

  • Acudir a eventos con protectores auditivos que reduzcan la presión auditiva.
  • Si es inesperado, alejarse rápidamente de la fuente de ruido.
  • Intentar anticipar los impactos sonoros con el apoyo visual.

Para los familiares

  • Reducir lo máximo posible los estímulos sonoros en el hogar.
  • Crear espacios de refugio con materiales de aislamiento.

Para la organización del evento

  • Trabajo de concienciación para la población sobre el autismo infantil.
  • Disminuir la duración de los eventos.
  • Facilitar el acceso de protectores auditivos a las personas con TEA.

Síndrome de Asperger y autismo

El Síndrome de Asperger está considerado como una de las conductas que se incluyen dentro del autismo. Sin embargo, autismo y Asperger no son lo mismo. Los niños con Asperger poseen un vocabulario enriquecido para su edad. Esta es una de las cosas que lo diferencian del autismo, ya que los niños autistas presentan un retraso en el lenguaje.

La memoria es otro de los puntos clave en esta diferenciación. Tienen una inteligencia por encima de lo normal almacenando muchos detalles gracias a su memoria repetitiva. El autismo, en cambio, muestra un coeficiente intelectual por debajo de lo normal.

Además de presentar un interés por tener y desarrollar relaciones sociales, el Asperger se detecta después de los tres años. El autismo se detecta antes de esa edad y los niños con autismo presentan serias dificultades para relaciones.

El apoyo de las familias es fundamental en los casos de autismo y también de dificultades auditivas. Para ayudarle a mejorar su calidad de vida y hacérsela lo más llevadera posible es importante la atención temprana. Logopedas y maestros de pedagogía terapéutica adquieren un papel vital en el cuidado y desarrollo de los niños y el apoyo a las familias.

Como apoyo a los colectivos que vean afectada su audición, no sólo damos visibilidad el Día mundial de la Concienciación sobre el Autismo que se celebra 2 abril, sino que importante hacerlo más días al año para romper todas las barreras que puedan existir.

Protectores auditivos para niños con autismo

La función de los protectores auditivos es atenuar el ruido y hacer que los sonidos a los que nos exponemos no dañen nuestros oídos.

Además, en el caso de las personas con TEA, cumplen doble función ya que les permiten habituarse a los ruidos y estímulos sonoros que les resultan desagradables.

  • Suavizan la presión acústica y reducen el nivel de decibelios (20-25dB)
  • Aumentan la tolerancia a ruidos contínuos, ruidos de fondo o ruidos ambientales.
  • Ayudan a reducir la ansiedad y el estrés.
  • Favorecen la concentración y la atención en tareas y conversaciones.

Convivimos con sonidos simples y cotidianos que casi ni percibimos de lo acostumbrados que estamos a ellos, pero para los niños autistas pueden volverse una auténtica pesadilla.

Para ayudarles a mejorar su calidad de vida, existe un tipo de audífonos digitales con un mecanismo de cancelación de ruido. Si quieres obtener más información sobre ellos, no dudes en contactarnos.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información