¿Qué es el implante osteointegrado auditivo?

El implante osteointegrado es una solución innovadora y muy eficaz para muchas personas que sufren pérdida de audición en el oído medio y externo. Se trata de una técnica que, en los últimos tiempos, se ha convertido en una excelente posibilidad para aquellas personas con hipoacusia.

¿Cómo funciona?

Muy sencillo, el implante osteointegrado auditivo transmite el sonido a través del hueso temporal del oído, saltándose en cierta forma los problemas que puedan existir en nuestro oído interno y es aplicable siempre que nuestra cóclea esté sana.

Pero para poder conocer mejor qué es el implante osteointegrado diremos que es un dispositivo electrónico con tecnología punta que, a través de la conducción ósea directa, ofrece a las personas con hipoacusia o pérdida de audición la posibilidad de oír mejor. Se trata de una solución auditiva para las personas que ven cómo su audición empeora.

En ningún caso daña la audición del paciente, ya que se coloca lejos del oído. Sólo mejora la audición.

Este instrumento se compone de dos partes diferenciadas:

  • Implante de pequeño tamaño, normalmente fabricado en titanio
  • Procesador de sonido conectado al implante

¿Cuánto tarda en implantarse?

Al tratarse de un aparato de conducción ósea, este implante se coloca mediante cirugía. Al ser de tamaño reducido, se coloca mediante intervención quirúrgica en el hueso detrás de la oreja. La operación y colocación del implante de titanio se realiza en pocos minutos (desde media hora hasta una hora) y es mínimamente invasiva.

Durante la operación se usa anestesia local y no requiere puntos de sutura. El paciente recibirá el alta hospitalaria ese mismo día sin la necesidad de quedar ingresado. Además, a los pocos días, la persona con el implante osteointegrado ya puede hacer su vida normal y regresar al trabajo o al colegio, en el caso de los más pequeños. Después, cuando el implante se haya integrado lo suficiente en el hueso, el paciente ya puede empezar a utilizar el procesador de sonido y seguir las indicaciones del médico.

Cuidados e indicaciones tras la implantación

Al igual que tras cualquier operación es necesario aplicar cuidados y un tratamiento específico para que la evolución sea favorable. Durante las primeras semanas se debe cuidar muy bien la piel que rodea al implante. Además se hará necesario un vendaje tras la cirugía, por lo que el paciente no podrá lavarse el pelo mientras que lo lleve puesto.

¿En qué tipos de sorderas es conveniente el implante osteointegrado?

Existen, al menos, tres tipos de hipoacusia para las que es preceptivo un implante osteointegrado.

1. Hipoacusia conductiva

Esta pérdida de audición aparece cuando el bloqueo en la transferencia del sonido desde los oídos a nuestro cerebro tiene su origen en alguna de las siguientes patologías:

  • Malformaciones en el oído externo
  • Calcificaciones en el huesecillo del estribo
  • Perforaciones de tímpano
  • Otitis severa

2. Hipoacusia mixta

Este tipo de pérdida auditiva se produce por la combinación de una hipoacusia conductiva con la hipoacusia neurosensorial. ¿Qué significa esto? Que pueden existir problemas auditivos que se extienden desde el oído interno al oído externo, como consecuencia de infecciones severas o malformaciones, lo que provoca un bloqueo que no permite que el sonido se transfiera sin barreras y llegue con claridad a nuestro cerebro.

 3. Hipoacusia neurosensorial

Se trata de una pérdida de audición que se produce como consecuencia de una patología en el oído interno. El problema es que las señales que llegan al cerebro desde el oído no se pueden decodificar. En estos casos el implante osteointegrado suele ser de gran ayuda para que el paciente disfrute de una audición muy funcional.

Implante osteointegrado tipo BAHA

El dispositivo más común de conducción ósea recibe el nombre de BAHA. Este dispositivo tecnológico se ha convertido en una de las opciones elegidas para los pacientes con problemas en el oído externo o medio. Los datos dicen que cerca de 3.000 personas han optado por esta alternativa en lugar de un audífono común.

El implante tipo BAHA se coloca siempre y cuando las personas que necesitan mejorar su audición y presentan problemas en el canal auditivo externo o en el oído medio. En el momento de la implantación del tipo BAHA, el sonido se transfiere desde el procesador de sonido hasta el propio implante colocado en el hueso temporal situado detrás del oído. Así, el transductor vibratorio del procesador de sonido se conecta directamente con el cráneo.

En el caso de los niños, el implante BAHA debe adaptarse al tamaño del oído de los más peques. El hueso craneal de los niños es más pequeño que el hueso craneal adulto. Si un niño necesita este tipo de implante para oír bien, se recomienda esperar lo más posible (después de los 5 años) hasta que el hueso sea lo suficientemente grueso y duro.

Tanto en adultos como en niños, el implante BAHA sigue siendo discreto y efectivo, sobre todo en determinadas patologías auditivas que explicaremos más adelante.

¿Qué pacientes son candidatos al implante BAHA?

  • Personas con hipoacusia conductiva y mixtas (tanto unilateral como bilateral) que no pueden ser resueltas con el uso de audífonos por: malformaciones, otopatía, otorrea, otitis media crónica etc.
  • Personas con anacusia debido a causas como: neurinoma del acústico, sordera súbita, síndrome de Ménière, traumatismos…

¿Qué ventajas ofrece un implante osteointegrado al paciente?

Afortunadamente, son muchos los beneficios que este dispositivo electrónico puede ofrecer a los pacientes con diversos tipos de hipoacusia, aunque caben destacar estas 3 ventajas principales que se pueden disfrutar desde el primer momento:

  • Tienen un tamaño reducido y no llaman la atención.
  • Permiten la comprensión de las conversaciones, lo que elimina las barreras que supone la pérdida de audición.
  • Facilita la comprensión del habla.
  • Ofrecen al paciente un sonido nítido y fácilmente comprensible.
  • Da la facilidad de poder probarlo antes de recurrir a la cirugía.
  • Otra de las ventajas importantes que ofrece esta herramienta auditiva es la posibilidad de probarlo antes para comprobar que funciona correctamente, ya que la cirugía es totalmente reversible. ¿Pero cómo es posible? La persona que vaya a llevar el implante lo probará en varias situaciones de su vida a través de una cinta o diadema donde se ajusta el sonido.

Precio y financiación de la Seguridad Social

El implante osteointegrado en el oído está indicado tanto para adultos como para niños. Para conocer su precio y si la implantación del dispositivo está cubierto por la Seguridad Social, te recomendamos que acudas a los organismos indicados de tu Comunidad Autónoma para informarte sobre si tu patología auditiva está dentro de la cobertura de la Seguridad Social.

¿Qué diferencias existen entre implante osteointegrado e implante coclear?

Si te preguntas si un implante osteointegrado es otra forma de denominar el implante coclear, la respuesta es no.

El implante coclear, al que nos hemos referido recientemente en esta web, se suele prescribir para aquellos pacientes que sufren algún tipo de limitación en la cóclea. Mientras que un implante osteointegrado suele ser la solución a distintos tipos de pérdida de audición para pacientes que no tienen problemas en la cóclea y pueden aprovechar el hueso para transmitir el sonido al cerebro a través de vibraciones.

Los implantes cocleares, en este sentido, se encargan de reemplazar la función del oído interno dañado. Por el contrario, la función del implante osteointegrado es solucionar los problemas del oído externo o medio.

Como puedes comprobar, un implante osteointegrado es un dispositivo relativamente sencillo y pequeño que permite transmitir el sonido a nuestro cerebro a través de las vibraciones óseas. Una solución que puede cambiar la vida a los adultos sordos, pero también a los niños, desde los 6 o 7 años de edad, que sufran pérdidas de audición que no estén relacionadas con el oído interno.

¿En qué casos es mejor usar un audífono que cualquier implante auditivo?

Las soluciones auditivas existen para hacer más fácil el día a día de las personas que tienen algún problema auditivo. En este caso particular que hoy estamos analizando, este tipo de implante auditivo se asemeja a los audífonos ya que ayuda a:

  • Mejorar el entendimiento del habla
  • Ver y escuchar la televisión
  • Hablar por teléfono
  • Poder participar en conversaciones entre varias personas

Recuerda que únicamente el audiólogo es quien determina si eres candidato para llevar un implante osteointegrado o no. En el caso de tener que empezar a llevar audífonos en uno o en ambos oídos, el mismo centro auditivo podrá indicarte si tienes esa necesidad. Si previamente has pasado por la consulta de tu otorrino, los audioprotesistas actuarán en consonancia con el diagnóstico del especialista.

Ya sabes que los audífonos están principalmente indicados para ayudar a las personas con pérdida auditiva amplificando el sonido, modulando y adaptándolo a la patología del paciente a través de sus programas. Un audífono puede ser la herramienta perfecta tanto para pérdida de audición severas como para las más leves. Sólo tienes que consultar a los especialistas en audición y ellos te ofrecerán el aparato auditivo que mejor se adapte a tu déficit.

Este sitio utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información